Cómo hacer una tormenta de ideas

Brainstorming, traducido al castellano sería tormenta o lluvia de ideas. Es un ejercicio muy útil para entrenar tu creatividad y para sacar el máximo partido aprovechando la interacción de varias mentes.

El brainstorming lo puedes hacer tú sol@ o también en grupo, este último resulta mucho más eficaz ya que el resultado no es la suma de las mentes, sino que este se multiplica, pues una idea que aporte alguien, puede mover los engranajes que hagan que otra/s persona/s genere/n una idea estrella.

Además la lluvia de ideas te da distintas alternativas para solucionar un problema o conseguir una meta. Lo cual le da mucha más fuerza y efectividad.

Te dejo algunas claves para hacer que tu brainstorming sea un divertido juego para ti con el que además conseguirás avanzar en tu vida y tu negocio a pasos de gigante.

Reúnete con quienes compartan tus metas

Las reuniones de brainstorming pueden darse en cualquier lugar, ya sea un aula, una sala de reuniones, el comedor de tu casa. Pero también puedes aplicarlo a tus salidas con amigas, u organizarlas en tu ciudad.

Al igual que te reúnes con tus amistades para ir de copas o de merienda, puedes hacerlo pero proponiendo un brainstorming-merienda por ejemplo ¿A que suena bien?

Lo importante es que todas las participantes compartan el objetivo para el cual habéis organizado la reunión, esto hará que todas estén motivadas y que la reunión no se desvíe.

Selecciona una persona que dirija la reunión y otra que recoja la información

Es muy importante que haya una persona que modere y dé turno de intervención, para que el encuentro no se transforme en un caos.

También debe haber otra persona diferente encargada de recoger la información que se va aportando.

Es imprescindible que se anoten todas las ideas, que van surgiendo en el encuentro y que todas las participantes puedan acceder a una copia de la misma tras la reunión.

En la hoja en la que se apunten las ideas, no debe quedarse atrás ninguna idea por absurda que parezca, a veces de lo que parece descabellado al principio salen las mejores opciones o pueden ser la semilla que genere otras ideas de verdad buenas.

Pon un límite de tiempo

Marca un tiempo límite de duración de la reunión. Lo ideal entre 25 minutos y 1 hora, no mucho más.

Si no marcas un tiempo límite corres el riesgo de que no se haga nada y además se prolongue hasta el infinito.

Marca un tiempo de duración, e incluso puedes poner una alarma 10 o 15 minutos antes de la finalización para concretar y cerrar a tiempo.

Implementa estos tips en tus brainstorming y comienza a disfrutar de los mismos como un juego a la vez que consigues resultados.

fuente.enplenitud