post

Implantes LCD en los ojos podría ser el siguiente paso para jubilar a los anteojos

Un investigador de la Universidad de Leeds, Inglaterra, está desarrollando unos lentes de contacto fabricadas con el mismo material que podemos encontrar en las pantallas de nuestros móviles y televisores, que podrían corregir la hipermetropía en personas mayores. Cuando las personas vamos envejeciendo, sus lentes pierden flexibilidad y elasticidad provocando lo que se conoce como presbicia o pérdida de la capacidad de acomodación del ojo, que hace que comúnmente las personas por encima de los 40 o 45 años tengan que necesitar anteojos para leer. Devesh Mistry, que así es como se llama este estudiante, está trabajando en el desarrollo de un lente de contacto que sea realmente ajustable a partir de cristal líquido, que es el material con el que están fabricadas las pantallas de los móviles y los televisores. Mistry afirma que estas lentillas podrían ajustarse y enfocar de manera automática en función del movimiento de los ojos. Lo que el investigador pretende es desarrollar una nueva generación de lentillas e implantes intraoculares capaces de rejuvenecer la vista. Se espera que pueda tener listo un prototipo de estas lentillas cuando acabe su doctorado en 2018, por lo que pronto podría haber solución para estos problemas de vista.