Internet se queda sin espacio

La pregunta del titular alude a una realidad en la que raramente pensamos: por muy virtual que sea el universo de Internet, está anclado en una base real, o física, la de los servidores, discos, memorias, routers y demás elementos necesarios para que funcione. Hasta ahora no nos hemos preocupado mucho por cómo podía afectar el crecimiento exponencial del tráfico de datos. Pero los últimos problemas que ha sufrido el sitio de eBay esta semana han hecho volver a varios expertos sobre la idea de que el espacio de Internet es finito.

Los problemas técnicos que afectaron a eBay esta semana podrían ser un signo de que el tráfico de Internet es excesivo para la memoria de los routers.

Los expertos, citados por The Telegraph, consideran que los problemas técnicos que han provocado caídas de sitios como el de eBay pueden convertirse en algo habitual en el futuro, debido al crecimiento del tráfico de Internet y a la correspondiente falta de espacio en la memoria virtual de los routers.

“Se trata realmente de que los routers están sobrecargados debido al número creciente de dispositivos usados y a un panorama de Internet cada vez más fragmentado en pequeñas redes”, explica Joss Wright, miembro del Instituto de Internet de Oxford.

Los routers son dispositivos que almacenan las tablas de rutas en su memoria. La mayoría de los routers almacena 512.000 rutas. Por lo tanto, esta cifra es el punto crítico que los routers no pueden sobrepasar, y al que se van acercando a la par del crecimiento del tráfico en la Red.

Las consecuencias de este colapso de sitios web como el de eBay serían muy serias. En primer lugar, provocaría caídas de las ventas, con el consiguiente impacto millonario en la economía de Internet.

Como anunciar una empresa en internet..

La supervivencia de tu negocio se producirá sólo si el plan empresarial que trazaste antes de comenzar la aventura estaba asentado sobre datos firmes y, por lo tanto, si tu idea cubre una necesidad real de los usuarios. O quizás acabe sobreviviendo porque has sido capaz de generar una nueva necesidad. Producir un producto de calidad o desarrollar un servicio útil es lo primordial para mantenerse activo en el mercado. Pero al mismo tiempo tendrás que aprender a darte a conocer. ¿Cómo vas a conseguir clientes si no saben que existes? ¿Cuál es tu estrategia publicitaria? ¿Qué imagen te gustaría proyectar a los demás? Son cuestiones que debes tener en cuenta a la hora de anunciarte y elegir el canal adecuado para ello. Recuerda que la publicidad no siempre es sinónimo de un gran desembolso económico. Los adelantos tecnológicos y, muy especialmente, la aparición de Internet facilitan la comunicación de promociones y el reclutamiento de adeptos para tu marca.

Estos son los consejos de Silicon News que deberías aplicar ya mismo a tu empresa para maximizar la difusión de su mensaje sin dejarte una fortuna por el camino:

1. Socialízate. Si no te anuncias, no existirás. Y si no estás en redes sociales, tampoco. Como persona individual, en tu vida privada, puede resultar divertido abrir una cuenta en plataformas tipo Facebook y Twitter, ya que ambas son magníficos lugares para establecer vínculos con gente de cualquier rincón del planeta que de otra forma resultaría improbable. Pero ahí no se acaba su potencial. Toda marca que se precie cuenta ya con su propia página en redes de este estilo. Lo más probable es que, hoy por hoy, quien quiera saber un poco más sobre tu actividad intente buscarte en la Red de redes. Introducir el nombre de una empresa que nos intriga en los buscadores particulares de las webs de carácter social se ha convertido en una de las formas más rápidas y sencillas de recabar algo de información sobre la misma. Así que deberías aprovechar esta tendencia en tu favor. Hay sitios para todos los gustos y algunos, como los que hemos nombrado, poseen sus propias herramientas para ayudarte a canalizar tu mensaje. Puedes programar publicaciones, organizar concursos, lanzar ofertas, insertar pequeños anuncios, patrocinar historias, recurrir a la interactividad y hablar directamente con tus seguidores para resolver posibles crisis, que es lo que finalmente consolida la imagen de una marca.

Y, sobre todo, este tipo de recursos sirven para conocer tu público objetivo en profundidad mediante el poder de segmentación de unas redes sociales que contabilizan su comunidad de miembros en cientos de millones. Esta segmentación será la que, a la hora de la verdad, te permita tomar mejores decisiones para tu negocio, recabar tendencias, orientar tu estrategia, tirar de imágenes y darle a la gente justo lo que reclama. Sabrás quién vive en cada una de las zonas en las que está asentada tu compañía, cuál es su edad, su formación, su situación familiar y así hasta obtener la representación perfecta. Piénsalo. ¿Qué otra tecnología te permitirá, por menos dinero, trazar un perfil tan exacto de tu target?

2. “Movilízate”. Otra tendencia en boga que está prohibido ignorar si quieres estirar las posibilidades de éxito de tu organización es la movilidad extrema de la sociedad. Toda aquella información con mayor o menor carga publicitaria que genere tu empresa debe estar disponible, sí o sí, para su consulta desde cualquier tipo de dispositivo, tanto a través de los típicos ordenadores de sobremesa como en el moderno batallón informático que conforman smartphones y tabletas. Por una parte, debes asegurarte de que tus anuncios se adapten al formato móvil, solucionando cualquier problema de visualización que se pueda presentar por el camino, ya que la vasta mayoría de los internautas se conecta ya desde terminales que llevan consigo a dondequiera que vayan. Por otro lado, es interesante que estudies los beneficios del marketing móvil y las características distintivas de cada una de sus modalidades. Como bien os explicábamos en otro de nuestros artículos, la publicidad móvil no tiene por qué limitarse a bombardear con mensajes cortos de texto a quienes te han revelado su número de teléfono y te han autorizado a comunicarte con ellos, sino que permite jugar con las notificaciones push, la tecnología de geolocalización, las publicaciones “in-app” e “in-game” o incluso los códigos QR físicos para fidelizar clientes y acceder a otros nuevos, incrementando los beneficios del negocio divulgado.

3. Digitaliza tu buzón. ¿Crees que crear una dirección de correo corporativo para recibir consultas, cuando alguien considere necesario realizarlas, es suficiente para decir que “estás en Internet”? Entonces te hallas en un gran error. Un servicio tan consolidado y al mismo tiempo tan moldeable como el email se antoja perfecto para emprender campañas de marketing en toda regla, ya que sólo necesitas ganar el consentimiento de tus receptores cuando solicitas sus direcciones, crear composiciones de texto e imágenes que hablen de lo que haces y enchufarte al mundo online para hacerlas circular. Así de sencillo. Diseñar newsletters o boletines efectivos será más bien una cuestión de gusto que de desembolso de dinero. Envía este tipo de mensajes cuando lances un nuevo producto, cuando cumplas un aniversario, cuando tengas en marcha una promoción, cuando quieras animar a la participación, cuando hayas modificado las condiciones de algún servicio, cuando completes un hito en tu negocio, cuando sea época de resúmenes, cuando quieras dar las gracias o, en definitiva, cuando tengas algo relevante que contar. Y, si no tienes muy claro por dónde comenzar, no te preocupes y apóyate en plataformas del estilo de MailChimp, GetResponse y similares, tal y como os comentamos en otra serie anterior de recomendaciones, porque son herramientas preparadas expresamente para ello con plantillas y editores de maquetación.

4. Más allá de las búsquedas. Quizás la técnica de marketing online que es posible desplegar gracias a los avances tecnológicos a la vez que mantiene similitudes razonables con los anuncios en prensa escrita y medios típicos sea la inserción de pequeños espacios publicitarios que destacan las maravillas de tu negocio dentro de los propios buscadores. Los buscadores han sabido acumular una base envidiable de millones y millones de usuarios diarios que, por el simple hecho de rastrear información cómodamente o intentar salir de dudas a toda prisa con la certeza de que la respuesta a sus consultas se encuentra a un solo clic de distancia, están expuestos a la gran maquinaria publicitaria. Estos internautas recibirán impactos adicionales cada vez que naveguen por Internet, más allá de los puramente informativos, quieran o no. Y por lo tanto se postulan como consumidores perfectos para tus creaciones. Aquí hay que tener en cuenta que la comunidad online internacional al completo, sin fronteras que entorpezcan las relaciones, se convierte en tu zona de experimentos particular y que, al igual que las redes sociales, los buscadores están dotados con un alto poder de identificación de usuarios. Pueden ponerle rostro y predecir sus intereses en base al historial de consultas previas, además de servirse de los vínculos internos con otros servicios online, como es el caso de Google y su entramado de sitios.

En el terreno de las comperaciones, servirse de AdWords e inventos similares puede acabar siendo más caro que enviar una simple newsletter vía correo electrónico, pero no comerá tantos recursos financieros como contratar una serie de spots televisivos o encadenar estos anuncios con la visibilidad paralela en periódicos, revistas y radios, por ejemplo. Otra idea adicional, y con más historia, es alquilar espacio para desplegar banners dentro de páginas web populares que suelen visitar tus usuarios, para arrastrar parte del su tráfico. Aunque las opciones son múltiples y los banners llevan existiendo más de una década, su variedad y efectividad justificarían que destines a esta causa parte de tu inversión.

5. Cultiva tu parcela web. Aunque no se trate de una plataforma publicitaria en sí misma, contar con una página web propia se equiparará en la práctica con el mejor escaparate que puedas imaginar. En ella podrás lucir tus productos y servicios con plena libertad, de la forma que consideres más adecuada y sin rendir cuentas nadie. Extendiéndote todo lo que quieras para mostrar productos, hipotéticamente, a todo el público que goce de una conexión a Internet y organizando temas según tu criterio. Cultivando una imagen corporativa con mimo y midiendo de primera mano los efectos que provoca promocionar tu página para conseguir visitantes y, a la vez, anunciar en ella tu actividad. Una web se puede definir a nivel de marketing como una valla acotada dentro de las inmensidades de Internet que es tuya, y sólo tuya, de modo que tendrás vía libre para adornarla a tu gusto y personalizar tu estrategia. Obviamente esto supondrá un desembolso económico y deberás tener muy claro cómo quieres que sea tu web, para ajustar el presupuesto. ¿Incluirás tienda online? ¿Llevarás un blog? ¿Subirás vídeos? Aunque existen herramientas que te prometen construir una página desde cero sin necesidad de tener conocimientos de programación, ésta no es la solución adecuada a todas las organizaciones. Si esperas un acabado de calidad que atrape a los usuarios por los ojos y les motive para ir más allá de la portada, confía mejor en un profesional. Con el paso del tiempo valdrá la pena. ¡Y no te olvides de cuidar el posicionamiento vía SEO!
fuente.siliconnews

Los Newsletter como herramienta de promoción en internet

Los Newsletter como herramienta de promoción en internet.

Dirigir un negocio en la actualidad y no echar mano de los diferentes recursos que ofrece la tecnología para encumbrar sus ventajas es desaprovechar una gran oportunidad. La forma obvia de hacerlo es armar una campaña publicitaria a bombo y platillo, combinando la fuerza de la prensa, la radio y la televisión con los espacios físicos, aunque no sea precisamente la más económica. A raíz de la aparición de Internet han ido surgiendo diferentes técnicas de marketing que suponen inversiones mínimas y pueden contribuir a la causa, manteniendo informados a los usuarios de tus productos o a los clientes de tus servicios en el momento justo. Y, sobre todo, devolviéndote estadísticas bastante detalladas sobre el éxito de las comunicaciones. ¿Por ejemplo? El “email marketing” con el envío de newsletters. Una newsletter es la expresión moderna del boletín que mantiene informado a un colectivo sobre temas que se supone que son de su interés.

Todo lo que necesitas para aprovecharte de sus posibilidades es tener una conexión a la Red y las ideas muy claras sobre lo que quieres contar a los demás. El resto es cuestión de paciencia. Y es que construir una comunidad de adeptos a tus newsletters no es tarea de un solo día, sino que surgirá como fruto del trabajo concienzudo. Para ello tendrás que ganarte su atención con constancia (y originalidad) y alimentar su interés por las actividades de tu empresa con dosis más o menos frecuentes (sin pasarte). En Silicon News os dejamos 5 trucos:

1. Amuebla tu cabeza. Como decíamos, uno de los requisitos fundamentales para iniciarse en el mundillo de las newsletters, y en general en cualquier proceso que tenga por finalidad la promoción de un negocio, es saber qué es lo que quieres sin que haya lugar para las vacilaciones. Esto es, ¿qué quieres decir exactamente? ¿qué quieres conseguir? ¿y qué quiere tu audiencia? Sólo armando una estrategia previa de comunicación conseguirás que aquello que tenía sentido en tu cabeza cuando lo pensaste llegue a la bandeja de correo de las personas a las que te diriges, y a sus conciencias, lo menos desvirtuado posible. Define unos objetivos realistas y crea material en torno a ellos, personalizándolo de acuerdo con tu target. No es lo mismo escribir para un grupo de jóvenes de 30 años que para otro de mediana edad o para alguien que recién han cumplido la mayoría de edad. Y recuerda: si tu empresa está pasando por un periodo relajado y en un momento dado no tienes nada interesante que contar, ni lanzamientos, ni rebajas, ni resúmenes de actividades, no envíes newsletters por el simple hecho de enviarlas. Huye del contenido vacío de sentido o si no serán los usuarios quienes huyan de ti.

2. Adiestra tus manos. Gracias a la digitalización de tareas no necesitarás escribir la newsletter de tu puño y letra ni tendrás que ensayar una y otra vez armado de buena intención para conseguir una caligrafía perfecta. Pero sí que necesitarás tener cierta habilidad a la hora de diseñar la composición de los distintos elementos que la integren. La regla de oro es apostar por la sencillez. Introduce elementos visuales que otorguen un toque animado al conjunto, provoquen una sonrisa y atrapen la mirada del destinatario nada más abrir la newsletter, aunque sin que esto entorpezca el mensaje final. Estas imágenes deberán guardar relación con el tema del mensaje. Ten en cuenta que algunos servicios de correo pueden bloquear la visualización de fotografías, así que la parte más importante será siempre la que vaya en texto. Ordena la información de forma piramidal o en secciones, sin dar rodeos, con frases destacadas y titulares llamativos. Promociona tu actividad, pero no te olvides de ser útil e informativo. Y en caso de no ser muy diestro con el diseño, no te preocupes, existen plataformas del estilo de MailChimp, GetResponse y similares que te permitirán utilizar plantillas y sencillos editores con los que arrastrar y colocar partes visualmente.

3. La importancia de las revisiones. Además de ponerte en la piel de tus usuarios al imaginar cómo lucirá tu próxima newsletter desde un punto de vista visual y qué contenido debería integrar para que el mayor número de personas la lean de arriba abajo, es básico que adoptes su postura como lector. Con ello queremos decir que al terminar la redacción tendrás que leer lo que has escrito y que lo hagas no una ni dos, sino varias veces, porque sólo así te asegurarás de que los textos son coherentes, la comprensión es sencilla, las partes destacadas son las correctas y los errores gramaticales brillan por su ausencia. Las correcciones son necesarias para sentirte orgulloso de un trabajo bien hecho. Esto puede parecer una obviedad, pero la realidad es que no todo el mundo se preocupa de repasar su trabajo ni de releer los textos que escribe. Tampoco confíes al 100% en los correctores automáticos, ya que por muy perfeccionados que se encuentren estos sistemas hoy en día no están exentos de errores que no se le escaparían al ojo humano. La concordancia y la distinción entre palabras similares no son su fuerte. ¿Quieres arriesgarte a que fallen precisamente contigo?

4. Spam no, gracias. Si tienes novedades, crea una nueva newsletter. Si no, no. Es así de simple. No te empeñes en sacar un boletín cada día “porque sí”. Lo último que quieres es autoinflingir heridas a tu estrategia de comunicación transformándola en una auténtica campaña de spam, con la que tus usuarios se sentirán acosados. La consecuencia más probable, si llegas a ese extremo, es que se comiencen a tramitar bajas de suscripción a marchas forzadas. Otras repercusiones, más graves si cabe, serían que aquellas personas que hasta entonces se contaban entre tus seguidores hablen mal de tu marca a sus conocidos y que tus ventas comiencen a decrecer por la mala publicidad. Piensa dos veces antes de pulsar el botón de enviar. Además, ser transparente desde el principio jugará de tu parte. Explícale a los destinatarios de tu newsletter por qué están recibiendo ese contenido, de dónde has sacado su dirección y qué tienen que hacer para cancelar una suscripción. No escondas este tipo de información, es su derecho saberlo y tu deber respetarlo.

5. El poder de los números. Al final, lo que importará cuando diseñes una newsletter es que su contenido interese a quienes la reciban y que, poco a poco, más personas se unan a la lista de distribución y más… y más… y más personas vuelquen ese interés en un aumento de tus ingresos. El cometido es inequívoco. Por eso no te puedes permitir que tu equipo se lance a la aventura sin una planificación debajo del brazo. No nos referimos sólo al planteamiento de objetivos antes de enviar los correos, sino a comprobar si éstos se han cumplido o no una vez completado el proceso. Precisamente uno de los grandes beneficios del marketing a través del correo electrónico es que podrás saber con gran precisión cuántas personas han abierto el mensaje, cuántas han pinchado en sus enlaces, si son reincidentes o, incluso, a qué hora del día han leído la newsletter y visitado tu web. A partir de ahí es cuestión de lógica cuantificar el impacto de la propia newsletter, confirmar los intereses de tu público e identificar tus puntos débiles si los hay. Este cóctel de estadísticas online evitará que repitas los mismos errores en sucesivas ocasiones.

fuente.siliconnews

La publicidad en Internet representó en 2013 mas del 20% de la factura publicitaria total

Los datos correspondientes a España ponen de manifiesto que la inversión en digital se ha estabilizado frente al resto de medios.

En 2013 la publicidad digital en España ha alcanzado 878,4 millones de euros, acaparando la segunda posición dentro del mercado total publicitario con un 21% de cuota.

Ha destacado la inversión en el segmento móvil, que ha crecido un 47,4%, según los últimos datos presentados por IAB Spain, la Asociación que representa al sector de la publicidad y la comunicación digital en España.

El dato de inversión en publicidad digital total en 2013 es el resultado de la suma de la inversión en Internet (PC/Laptop), Mobile y Digital Signage.

El año pasado se ha producido una caída generalizada en la inversión en medios convencionales, siendo el digital el medio con el descenso menos acusado, decreciendo un 0,8% (8,5 millones de euros) respecto a 2012.

La inversión en Internet ha sido de 832,5 millones de euros, de los que el 40% (332,2 millones) ha pertenecido a la compra de display y el 60% (500,3 millones) a search (buscadores).

En el reparto entre search y display, la inversión en buscadores ha crecido -siguiendo la tendencia de los últimos 6 años- mientras que en display ha presentado un descenso desde 2011, cayendo un 10,2% en el último año.

En cuanto a los principales anunciantes en la inversión digital en Internet, Grupo VAESA, El Corte Inglés y Vodafone han sido los de mayor peso. Procter & Gamble ha pasado a ocupar la 4ª posición, abandonando su 1ª posición de 2012, y Mahou-San Miguel ha entrado en el Top 10.

Respecto al ámbito móvil, la inversión ha alcanzando los 39,9 millones de euros, cifra que se desglosa en un 70% (27,8 millones) de display y un 30% (12,1millones) en search.

Los tres sectores que más han invertido en 2013 en Mobile han sido Automoción (27,2%), Telecomunicaciones (15%) y Belleza e Higiene (4,9%).

Además, se ha incluido por primera vez en el estudio la inversión en Digital Signage, que ha acaparado 6,1 millones de euros.

fuente.siliconnews

Diseñando sitios web sin tablas con Tableless

Tableless es el arte de construir sitios web sin recurrir al uso de tablas para separar contenido de diseño. En vez de tablas, se utiliza la colocación de CSS (Hojas de estilo en cascada) para ordenar los elementos y el texto en una página web. CSS fue introducido por el World Wide Web Consortium (W3C) para mejorar la accesibilidad web y hacer al código HTML más semántico que presentacional.

Desde su comienzo, el recién llegado CSS brindó más poder y facilidad para los formatos, y el tag fue cayendo en desuso. Por otro lado CSS todavía era muy limitado y difícil de aplicar a las estructuras de los sitios web (como el diseño de tres columnas), que eran muy fácil de implementar con tablas y no tenían un obvio equivalente en CSS.

Pero desde 2006 la situación mejoró considerablemente: Los navegadores más populares ya tenían suficiente soporte para las nuevas características de CSS, y esto derivó en una gradual adopción del diseño tableless (sin tablas).

Muchos sitios web usan CSS sólo para formatear y realizan la estructura usando tablas. esta técnica no es recomendada ni correcta, las tablas en un contenido semántico deben ser utilizadas para la muestra de datos tabulados, dejando a CSS la distribución de los elementos dentro de la página

HTML fue diseñado originalmente como un lenguaje de enmarcado pensado para compartir documentos científicos en línea. Sin embargo, Internet se expandió desde la investigación académica hacia el resto del mundo a mediados de los años 90, para convertirse en un medio diferente en el cual los diseñadores gráficos buscaban maneras de controlar la apariencia visual de los sitios web presentados a los usuarios finales, y para este fin, las tablas y los espaciadores (usualmente pixeles transparentes contenidos en una imagen GIF de 1×1 con su alto y ancho forzado explícitamente) fueron usados para crear y mantener la disposición de los elementos del sitio.

Esto causó muchos problemas. Muchas páginas web que fueron diseñadas con tablas, en vez de sin ellas, resultaron ser pesados documentos HTML lentos para su descarga y consumiendo más ancho de banda. Además, cuando un diseño basado en tablas es linearizado, por ejemplo cuando es leído por un motor de búsqueda, el orden del contenido puede ser algo confuso.

Como consecuencia de esta tendencia, fue desarrollado CSS para mejorar la separación entre diseño y contenido, y volver a la organización semántica del contenido en la Web.

fuente.wikipedia

¿ Que son Estándares web ?

Estándares web es un término muy general utilizado para referirse a estándares y otras especificaciones técnicas que definen y describen aspectos de la World Wide Web. En años recientes, el término ha sido frecuentemente asociado con la tendencia de aprobar un conjunto de mejores prácticas estandarizadas para construir sitios web y a la filosofía del diseño y desarrollo web que incluye esos métodos.

Muchos estándares y especificaciones interdependientes, algunos de los cuales gobiernan aspectos de la Internet, no sólo de la World Wide Web, que afectan de manera directa o indirecta el desarrollo y la administración de sitios y servicios web. Algunos aspectos a considerar son la interoperabilidad, la accesibilidad y la usabilidad de páginas y sitios web.

De manera muy general, los estándares web, abarcan lo siguiente:

Recomendaciones publicadas por el World Wide Web Consortium (W3C).
Estándares de Internet (STD) documentados y publicados por Internet Engineering Task Force (IETF).
Request For Comments —petición de comentarios (RFC)— , cuyos documentos son publicados también por la Internet Engineering Task Force
Estándares publicados por la Organización Internacional para la Estandarización (ISO).
Estándares publicados por Ecma International.
El estándar Unicode y otros varios reportes técnicos de Unicode (UTRs) publicados por el consorcio Unicode.6
Nombres y números de registro mantenidos por la Internet Assigned Numbers Authority (IANA).

Cuando se describe que un sitio o página web cumplen con ciertos estándares web, usualmente quiere decir que la página tiene partes de código HTML, CSS y JavaScript válido o casi válido. La parte HTML debe cumplir también ciertas guías de accesibilidad y semántica.

Cuando se discute sobre el uso de estándares, las siguientes publicaciones generalmente son vistas como fundamentales:

Recomendaciones para lenguajes de marcado, como el lenguaje de marcas de hipertexto (HTML), lenguaje extensible de marcado de hipertexto (XHTML), Scalable Vector Graphics (SVG), y XForms, de W3C.
Recomendaciones para hojas de estilo, especialmente hojas de estilo en cascada (CSS), de W3C.
Estándares para ECMAScript, más comúnmente JavaScript, de Ecma International.
Recomendaciones para Document Object Models (DOM), de W3C.
Nombres y direcciones de página correctamente formados y demás recursos referenciados de sus (URIs), basado en RFC 2396, de IETF8
El uso apropiado de los protocolos HTTP y MIME para desplegar la página, regresar datos pedir otros recursos referenciados a ésta, basado en RFC 2616, de IETF9

Normalmente, la accesibilidad web se basa en las denominadas Guías de Accesibilidad al Contenido Web10 publicados bajo la Iniciativa para la Accesibilidad Web de W3C.

El trabajo de la organización W3C hacia una web semántica está actualmente enfocado por publicaciones relacionadas al Marco de Descripción de Recursos (RDF), Gleaning Resource Descriptions from Dialects of Languages (GRDDL) y Web Ontology Language (OWL).
fuente.wikipedia

El RSS el formato que nos permite leer las webs sin navegar en ellas..

RSS son las siglas de Really Simple Syndication, un formato XML para sindicar o compartir contenido en la web. Se utiliza para difundir información actualizada frecuentemente a usuarios que se han suscrito a la fuente de contenidos. El formato permite distribuir contenidos sin necesidad de un navegador, utilizando un software diseñado para leer estos contenidos RSS (agregador). A pesar de eso, es posible utilizar el mismo navegador para ver los contenidos RSS. Las últimas versiones de los principales navegadores permiten leer los RSS sin necesidad de software adicional. RSS es parte de la familia de los formatos XML, desarrollado específicamente para todo tipo de sitios que se actualicen con frecuencia y por medio del cual se puede compartir la información y usarla en otros sitios web o programas. A esto se le conoce como redifusión web o sindicación web (una traducción incorrecta, pero de uso muy común).

Esta sigla se usa para referirse a los siguientes estándares:

Rich Site Summary (RSS 0.91) “Resumen óptimo del sitio”
RDF Site Summary (RSS 0.9 y 1.0) “Resumen RDF del sitio”
Really Simple Syndication (RSS 2.0) “Sindicación Realmente Simple”

Cuando hablamos de RSS nos referimos usualmente a la tecnología completa para distribución de contenidos de los sitios web. Pero un RSS es realmente un formato de archivo, basado en XML, que sirve para recoger contenidos publicados en páginas web. Los RSS tienen extensión .rss o bien .xml, pero en realidad son un simple archivo de texto donde aparecen referencias a contenidos publicados, en un formato específico, creado a partir de XML.

Por poner un ejemplo sencillo: Igual que HTML sirve para escribir páginas en un formato entendible por los navegadores, RSS sirve para enumerar artículos o páginas dentro de un sitio, en un formato que pueden entender programas denominados lectores RSS o agregadores.

En el archivo RSS simplemente están los datos de las novedades del sitio, como el título, fecha de publicación o la descripción. El programa que lea el RSS será encargado de darle estilo o apariencia a los datos que se incluyan en el archivo y presentarlos de una manera atractiva al usuario y de fácil lectura.

Que RSS sea un formato basado en XML significa que el archivo RSS se compone por una serie de etiquetas definidas que tendrán un formato dado, que respetará las reglas generales de XML.

Comúnmente el término RSS es usado erróneamente para referirse a fuente web, independientemente de que el formato de dicha fuente sea RSS o no.

Fuente web se refiere al medio de redifusión web, mientras que RSS se refiere al formato de dicha fuente web. Originalmente el único formato de fuente web era RSS, así que se usaban de manera indistinta ambos términos. Sin embargo, actualmente el formato Atom es otro formato popular de fuente web.

No toda fuente web tiene formato RSS, algunas tienen formato Atom. En ocasiones, las páginas web ofrecen una fuente web en formato Atom y erróneamente la señalan como RSS.

El principal medio de redifusión web es vía fuentes web, siendo RSS el formato más común de fuente web

La redifusión web no es sólo un fenómeno vinculado a los weblogs, aunque han ayudado mucho a su popularización. Siempre se han redifundido contenidos y se ha compartido todo tipo de información en formato XML, de esta forma podemos ofrecer contenidos propios para que sean mostrados en otras páginas web de forma integrada, lo que aumenta el valor de la página que muestra el contenido y también nos genera más valor, ya que normalmente la redifusión web siempre enlaza con los contenidos originales.

Pero lo verdaderamente importante es que, a partir de este formato, se está desarrollando una cadena de valor nueva en el sector de los contenidos que está cambiando las formas de relación con la información tanto de los profesionales y empresas del sector como de los usuarios. Varias empresas están explorando nuevas formas de uso y distribución de la informacion… el RSS es una forma de tener más información al sólo dar un click.

fuente.wikipedia

¿ Que es el Error 404 ?

HTTP Error 404 o no encontrado es un código de estado HTTP que indica que el host ha sido capaz de comunicarse con el servidor, pero no existe el fichero que ha sido pedido. Por ejemplo, si se accede a la URL http://wikipedia.org/xyzjk el servidor de Wikipedia devolverá una página de error y el código de error HTTP 404. Este error no debe ser confundido con “servidor web no encontrado” o errores similares en los que se indica que no se ha podido realizar la conexión con el servidor.

Una captura de pantalla de un error 404 en una Wikipedia.

Cuando se establece una comunicación HTTP se pide al servidor que responda a una petición, como un navegador web solicitando un documento HTML (una página web). El servidor responde con un código numérico de error HTTP y un mensaje. En el código 404, el primer “4” indica un error del cliente, como una URL mal escrita.

Junto al código de error 404, el servidor suele enviar un texto en que explica el motivo del error. La especificación HTTP sugiere la frase “Not Found” (No encontrado).1 Muchos servidores por defecto muestran una página web que incluye el código 404 y la frase “Not Found”. Los servidores pueden ser configurados para mostrar cualquier página en caso de que la pedida no exista.

Sin embargo, Internet Explorer y Chrome, por defecto no muestran estas páginas de error a no ser que ocupen más de 512 bytes, mostrando una página de error “amigable”.

A menudo los servidores devuelven un error 404 cuando las páginas se mueven o se borran. En el primer caso, una respuesta más correcta sería devolver un código de error 301 (Movido permanentemente). En el segundo caso se debería devolver un error 410 (Borrado). Como las dos opciones requieren configurar el servidor específicamente, la mayoría de los sitios no hacen uso de estos códigos.

Los errores 404 no deben ser confundidos con errores de DNS, los cuales aparecen cuando parece que la URL apunta a un servidor web que no existe. Estos no son errores 404, que siempre son devueltos por un servidor.

fuente.wikipedia

Listado de Códigos de estado HTTP

La siguiente es una lista de códigos de respuesta del HTTP y frases estándar asociadas, destinadas a dar una descripción corta del estatus. Estos códigos de estatus están especificados por el RFC 2616, y algunos fragmentos en los estándares RFC 2518, RFC 2817, RFC 2295, RFC 2774 y RFC 4918; otros no están estandarizados, pero son comúnmente utilizados.

El primer dígito del código de respuesta específica una de las cinco clases de respuesta.

1xx: Respuestas informativas

Petición recibida, continuando proceso. Esta respuesta significa que el servidor ha recibido los encabezados de la petición, y que el cliente debería proceder a enviar el cuerpo de la misma (en el caso de peticiones para las cuales el cuerpo necesita ser enviado; por ejemplo, una petición Hypertext Transfer Protocol). Si el cuerpo de la petición es largo, es ineficiente enviarlo a un servidor, cuando la petición ha sido ya rechazada, debido a encabezados inapropiados. Para hacer que un servidor cheque si la petición podría ser aceptada basada únicamente en los encabezados de la petición, el cliente debe enviar Expect: 100-continue como un encabezado en su petición inicial (vea Plantilla:Web-RFC: Expect header) y verificar si un código de estado 100 Continue es recibido en respuesta, antes de continuar (o recibir 417 Expectation Failed y no continuar).

101 Conmutando protocolos
102 Procesando (WebDAV – RFC 2518)

2xx: Peticiones correctas

Esta clase de código de estado indica que la petición fue recibida correctamente, entendida y aceptada.

200 OK
Respuesta estándar para peticiones correctas.
201 Creado
La petición ha sido completada y ha resultado en la creación de un nuevo recurso.
202 Aceptada
La petición ha sido aceptada para procesamiento, pero este no ha sido completado. La petición eventualmente pudiere no ser satisfecha, ya que podría ser no permitida o prohibida cuando el procesamiento tenga lugar.
203 Información no autoritativa (desde HTTP/1.1)
204 Sin contenido
205 Recargar contenido
206 Contenido parcial
La petición servirá parcialmente el contenido solicitado. Esta característica es utilizada por herramientas de descarga como wget para continuar la transferencia de descargas anteriormente interrumpidas, o para dividir una descarga y procesar las partes simultáneamente.
207 Estado múltiple (Multi-Status, WebDAV)
El cuerpo del mensaje que sigue es un mensaje XML y puede contener algún número de códigos de respuesta separados, dependiendo de cuántas sub-peticiones sean hechas.

3xx: Redirecciones

El cliente tiene que tomar una acción adicional para completar la petición.

Esta clase de código de estado indica que una acción subsecuente necesita efectuarse por el agente de usuario para completar la petición. La acción requerida puede ser llevada a cabo por el agente de usuario sin interacción con el usuario si y sólo si el método utilizado en la segunda petición es GET o HEAD. El agente de usuario no debe redirigir automáticamente una petición más de 5 veces, dado que tal funcionamiento indica usualmente un Bucle infinito.

300 Múltiples opciones
Indica opciones múltiples para el URI que el cliente podría seguir. Esto podría ser utilizado, por ejemplo, para presentar distintas opciones de formato para video, listar archivos con distintas extensiones o word sense disambiguation.

301 Movido permanentemente
Esta y todas las peticiones futuras deberían ser dirigidas a la URI dada.
302 Movido temporalmente
Este es el código de redirección más popular, pero también un ejemplo de las prácticas de la industria contradiciendo el estándar. La especificación HTTP/1.0 (RFC 1945) requería que el cliente realizara una redirección temporal (la frase descriptiva original fue “Moved Temporarily”), pero los navegadores populares lo implementaron como 303 See Other. Por tanto, HTTP/1.1 añadió códigos de estado 303 y 307 para eliminar la ambigüedad entre ambos comportamientos. Sin embargo, la mayoría de aplicaciones web y bibliotecas de desarrollo aún utilizan el código de respuesta 302 como si fuera el 303.

303 Vea otra (desde HTTP/1.1)
La respuesta a la petición puede ser encontrada bajo otra URI utilizando el método GET.

304 No modificado
Indica que la petición a la URL no ha sido modificada desde que fue requerida por última vez. Típicamente, el cliente HTTP provee un encabezado como If-Modified-Since para indicar una fecha y hora contra la cual el servidor pueda comparar. El uso de este encabezado ahorra ancho de banda y reprocesamiento tanto del servidor como del cliente.

305 Utilice un proxy (desde HTTP/1.1)
Muchos clientes HTTP (como Mozilla2 e Internet Explorer) no se apegan al estándar al procesar respuestas con este código, principalmente por motivos de seguridad.

306 Cambie de proxy
Esta respuesta está descontinuada.

307 Redirección temporal (desde HTTP/1.1)
Se trata de una redirección que debería haber sido hecha con otra URI, sin embargo aún puede ser procesada con la URI proporcionada. En contraste con el código 303, el método de la petición no debería ser cambiado cuando el cliente repita la solicitud. Por ejemplo, una solicitud POST tiene que ser repetida utilizando otra petición POST.

4xx Errores del cliente

La solicitud contiene sintaxis incorrecta o no puede procesarse.

La intención de la clase de códigos de respuesta 4xx es para casos en los cuales el cliente parece haber errado la petición. Excepto cuando se responde a una petición HEAD, el servidor debe incluir una entidad que contenga una explicación a la situación de error, y si es una condición temporal o permanente. Estos códigos de estado son aplicables a cualquier método de solicitud (como GET o POST). Los agentes de usuario deben desplegar cualquier entidad al usuario. Estos son típicamente los códigos de respuesta de error más comúnmente encontrados.

400 Solicitud incorrecta
La solicitud contiene sintaxis errónea y no debería repetirse.
401 No autorizado
Similar al 403 Forbidden, pero específicamente para su uso cuando la autentificación es posible pero ha fallado o aún no ha sido provista. Vea autentificación HTTP básica y Digest access authentication.
402 Pago requerido
La intención original era que este código pudiese ser usado como parte de alguna forma o esquema de Dinero electrónico o micropagos, pero eso no sucedió, y este código nunca se utilizó.
403 Prohibido
La solicitud fue legal, pero el servidor se rehúsa a responderla. En contraste a una respuesta 401 No autorizado, la autentificación no haría la diferencia.
404 No encontrado
Recurso no encontrado. Se utiliza cuando el servidor web no encuentra la página o recurso solicitado.
405 Método no permitido
Una petición fue hecha a una URI utilizando un método de solicitud no soportado por dicha URI; por ejemplo, cuando se utiliza GET en una forma que requiere que los datos sean presentados vía POST, o utilizando PUT en un recurso de sólo lectura.
406 No aceptable
El servidor no es capaz de devolver los datos en ninguno de los formatos aceptados por el cliente, indicados por éste en la cabecera “Accept” de la petición.
407 Autenticación Proxy requerida
408 Tiempo de espera agotado
El cliente falló al continuar la petición – excepto durante la ejecución de videos Adobe Flash cuando solo significa que el usuario cerró la ventana de video o se movió a otro. ref
409 Conflicto
Indica que la solicitud no pudo ser procesada debido a un conflicto con el estado actual del recurso que esta identifica.
410 Ya no disponible
Indica que el recurso solicitado ya no está disponible y no lo estará de nuevo. Debería ser utilizado cuando un recurso ha sido quitado de forma permanente.
Si un cliente recibe este código no debería volver a solicitar el recurso en el futuro. Por ejemplo un buscador lo eliminará de sus índices y lo hará más rápidamente que utilizando un código 404.
411 Requiere longitud
412 Falló precondición
413 Solicitud demasiado larga
414 URI demasiado larga
415 Tipo de medio no soportado
416 Rango solicitado no disponible
El cliente ha preguntado por una parte de un archivo, pero el servidor no puede proporcionar esa parte, por ejemplo, si el cliente preguntó por una parte de un archivo que está más allá de los límites del fin del archivo.
417 Falló expectativa
421 Hay muchas conexiones desde esta dirección de internet
422 Entidad no procesable (WebDAV – RFC 4918)
La solicitud está bien formada pero fue imposible seguirla debido a errores semánticos.
423 Bloqueado (WebDAV – RFC 4918)
El recurso al que se está teniendo acceso está bloqueado.
424 Falló dependencia (WebDAV) (RFC 4918)
La solicitud falló debido a una falla en la solicitud previa.
425 Colección sin ordenar
Definido en los drafts de WebDav Advanced Collections, pero no está presente en “Web Distributed Authoring and Versioning (WebDAV) Ordered Collections Protocol” (RFC 3648).
426 Actualización requerida (RFC 2817)
El cliente debería cambiarse a TLS/1.0.
449 Reintente con
Una extensión de Microsoft: La petición debería ser reintentada después de hacer la acción apropiada.

5xx Errores de servidor

El servidor falló al completar una solicitud aparentemente válida.

Los códigos de respuesta que comienzan con el dígito “5” indican casos en los cuales el servidor tiene registrado aún antes de servir la solicitud, que está errado o es incapaz de ejecutar la petición. Excepto cuando está respondiendo a un método HEAD, el servidor debe incluir una entidad que contenga una explicación de la situación de error, y si es una condición temporal o permanente. Los agentes de usuario deben desplegar cualquier entidad incluida al usuario. Estos códigos de repuesta son aplicables a cualquier método de petición.

500 Error interno
Es un código comúnmente emitido por aplicaciones empotradas en servidores web, mismas que generan contenido dinámicamente, por ejemplo aplicaciones montadas en IIS o Tomcat, cuando se encuentran con situaciones de error ajenas a la naturaleza del servidor web.
501 No implementado
502 Pasarela incorrecta
503 Servicio no disponible
504 Tiempo de espera de la pasarela agotado
505 Versión de HTTP no soportada
506 Variante también negocia (RFC 2295)
507 Almacenamiento insuficiente (WebDAV – RFC 4918)
509 Límite de ancho de banda excedido
Este código de estatus, a pesar de ser utilizado por muchos servidores, no es oficial.
510 No extendido (RFC 2774)

fuente.wikipedia

Que son las Cabeceras HTTP y como interpretarlas

Las Cabeceras HTTP o Metatags, son los parámetros que se envían en una petición o respuesta HTTP al cliente o al servidor para proporcionar información esencial sobre la transacción en curso. Estas cabeceras proporcionan información mediante la sintaxis ‘Cabecera: Valor’ y son enviadas automáticamente por el navegador o el servidor Web.
Cabeceras estandarizadas en petición

Accept: Determina el tipo de contenido o MIME que se espera de la respuesta. Su valor debe ser una cadena MIME.

Accept: image/jpg -> Se espera una imagen JPG

Accept: text/plain-> Se espera texto plano

Accept-Charset: Determina el set de caracteres aceptable en la respuesta. Su valor debe ser un código de caracteres IANA.

Accept-Charset: utf-8 -> Se espera una codificación de caracteres UTF-8

Accept-Charset: ISO 8859-1 -> Se espera una codificación de caracteres ISO 8859-1 (Oeste de Europa)

Accept-Encoding: Determina la codificación (compresión) que se espera de la respuesta. Valores comunes suelen ser gzip, deflate o sdch.

Accept-Encoding: gzip, delate, sdch -> Se espera cualquiera de las 3 codificaciones de datos especificadas.

Accept-Language: Determina el idioma aceptado para la respuesta. Su valor debe ser cualquier código de lenguaje estandarizado1

Accept-Language: es-es -> Determina el idioma aceptado para la respuesta como español de España

Accept-Language: en-us -> Determina el idioma aceptado para la respuesta como inglés de Estados Unidos

Authorization: Determina la autenticación HTTP para la petición en curso.
fuente.wikipedia