post

El tráfico de datos en “la nube” se cuadruplicará en 2019

Un informe del Quinto Índice de Nube Global de Cisco atribuye ese “rápido crecimiento” al auge del almacenamiento de datos personales, los servicios remotos ofrecidos por gobiernos, las densas redes privadas de carga a la web y el impacto del Internet de las Cosas

El tráfico de datos en “la nube” podría crecer hasta 30% en los próximos cinco años. Foto: Archivo

El tráfico y el almacenaje de datos en “la nube” se cuadruplicarán en el mundo hasta 2019 y pasarán de los 2,1 zettabytes (ZB) a los 8,6 (cada uno equivalente a unos 13,8 billones de horas de música), según el Quinto Índice de Nube Global de Cisco.

El informe, presentado hoy y que recoge las predicciones de la compañía tecnológica estadounidense, atribuyó ese “rápido crecimiento” al auge del almacenamiento de datos personales, los servicios remotos ofrecidos por gobiernos, las densas redes privadas de carga a la web y el impacto del Internet de las Cosas.

“’La nube’ se está moviendo mucho más allá de una tendencia regional para convertirse en una solución convencional a nivel mundial. Se espera que crezca más del 30 por ciento en todas las regiones del mundo en los próximos 5 años”, explicó en el documento Doug Webster, vicepresidente de comercialización de servicios de Cisco.

Solo el avance de “la nube” superará en 2019, según el informe, al crecimiento de todo el tráfico mundial de datos, que incluye tanto el almacenaje en internet como en soportes físicos y que tan solo se triplicará en el mismo período de tiempo (3,4-10,4 ZB).

Según el estudio, el aporte a esa suma total mundial de “la nube” y de las aplicaciones para dispositivos móviles será antes de 2020 de alrededor de un 83 por ciento.

Almacenamiento tradicional

En tanto, la trasferencia de datos tradicional, la que utiliza dispositivos físicos como soporte de almacenaje, aumentará de 1,3 ZB en 2014 a 1,8 ZB en 2019, lo que representa el 17 por ciento restante.

“Las organizaciones empresariales y gubernamentales están pasando de entornos de nube de prueba a confiar en esta tecnología. Asimismo, los consumidores continúan demandando, en cualquier momento y dondequiera, el acceso a sus contenidos. Esto crea una gran oportunidad para los proveedores”, resaltó Webster.

El informe de Cisco asegura también que, además del rápido crecimiento del tráfico en nube, el Internet de Todo -la conexión de personas, procesos, datos y cosas- “tendrá un impacto significativo en el centro de datos y el crecimiento del tráfico en la nube”.

Conectividad

En cuanto a la conectividad a internet en el planeta, Cisco hizo previsiones del porcentaje de la población que tendrá conexiones fijas en 2019, resaltando a Norteamérica (75 por ciento), Europa occidental (72 por ciento), Europa central y oriental (50 por ciento), Latinoamérica (35 por ciento), Asia Pacífico (28 por ciento) y Oriente Medio y África (15 por ciento).

Entre ellas, subrayó el crecimiento que tendrán a ese año regiones como Europa central y oriental (10 por ciento), Norteamérica (7,6 por ciento), Oriente Medio y África (5,6 por ciento) y Latinoamérica (5,3 por ciento).

El documento reveló además que, aunque actualmente el 73 por ciento de los datos almacenados está en computadoras, hacia 2019 la mayoría de esos contenidos (un 51 por ciento) estarán albergados en otro tipo de dispositivos, como teléfonos inteligentes, tabletas y módulos máquina a máquina (conocidos como M2M).

Servidores

En cuanto a la naturaleza de los servidores, Cisco prevé que las cargas de trabajo públicas crezcan un 44 por ciento desde 2014 hasta 2019, superando el 16 por ciento que se estima que avanzarán las privadas.

Así, en 2019 el 56 por ciento de las cargas de trabajo en la nube estará en los centros de datos de nube pública, muy por encima del 44 % que estará en servidores privados, según el estudio.

Cisco predice también en el documento los porcentajes de la población que tendrán conexiones móviles a internet, entre ellos los de Europa occidental (83 por ciento), Norteamérica (81 por ciento), Europa central y oriental (68 por ciento), Latinoamérica (53 por ciento), Asia Pacífico (57 por ciento) y Oriente Medio y África (37 por ciento).

En esa línea, la previsión de la compañía concluye que, para 2017, el tráfico mundial generado por los “smartphones” (201 exabytes por año, cada uno equivalente a 500 mil horas de DVD) será superior a la cantidad de datos almacenados (179 EB por año) en esos dispositivos.

#cloud: Que tomar en cuenta para migrar a la nube

Hay tres factores clave a la hora de migrar a la nube: la carga de trabajo, las aplicaciones y la elección de proveedor.

La complejidad del proceso de migración es una de las principales causas por las que las empresas son reacias a adoptar el modelo cloud, tal y como apunta el proveedor europeo de alojamiento de centros de datos Interxion.

Apostar por la nube requiere realizar un análisis en el que se contemplen el impacto para el negocio, los requerimientos de la organización, la arquitectura de la aplicación, los recursos informáticos y su dependencia, así como las exigencias de operaciones y soporte.

En un segundo paso hay que considerar las aplicaciones específicas para el cloud con cuatro elementos fundamentales: el rendimiento, la flexibilidad, la resistencia y la seguridad frente a riesgos y vulnerabilidades.

El último elemento determinante en la migración es elegir al proveedor cloud, donde el primer paso será determinar el apoyo que la compañía necesita y los servicios a requerir.

Además, en todo el proceso también se deben contemplar los costes, puesto que la trasparencia es uno de los beneficios de la nube.

Una custión importante es que antes de contratar el servicio hay que aclarar en qué forma se van a realizar los pagos. Hay proveedores que ofrecen un presupuesto escalonado, otros más personalizable y hay quienes facturan en función de las máquinas virtuales.

Con el análisis de la carga de trabajo y de aplicaciones hecho será más fácil establecer qué proveedor puede ser el más adecuado.

fuente: siliconnews.es