Herramientas para oficina virtual

Continuando con nuestro artículo sobre la oficina virtual que podemos poner en casa, veremos las herramientas básicas que necesitamos para comenzar a funcionar. Los dos componentes esenciales en un lugar de trabajo virtual son por supuesto el ordenador y una conexión a Internet. Si ya tienes alguna experiencia en trabajar desde casa, sabrás que sin estas dos cosas, poco se puede hacer. Estos dos componentes crean el centro de comandos para tu trabajo: Es donde puedes enviar y recibir datos y mantenerte en contacto con otros colaboradores o personas con las que necesites realizar operaciones. Si el propio trabajo que realizas requiere un ordenador e Internet, como por ejemplo programador, administrador de redes o afiliaciones en Internet, es esencial tener todos los programas necesario para hacer lo máximo posible la eficiencia de tu trabajo. Si trabajas para una compañía, son ellos los que proporcionan el ordenador, y puede que ni siquiera tengas que pagar la conexión a Internet. Si trabajas por tu cuenta, tendrás que costeártelo tú, aunque dependiendo de donde vivas, podrías desgravar a la hora de hacer la declaración de la renta.

Mientras que un ordenador e Internet crear el centro de control para tu oficina virtual en casa, tener como tercer componente principal un teléfono es esencial, y se es móvil mucho mejor. Incluso después de décadas de innovación, el teléfono es todavía una de las maneras más comunes de teletrabajar desde casa y estar en contracto con todo tu entorno laboral. Mucha gente ya utiliza teléfonos virtuales en su propio ordenador, aunque poder tener uno siempre contigo es siempre más útil para atender cualquier cosa en cualquier lugar. Una de las posibilidades que nos dan los modernos teléfonos, es una excelente calidad de sonido al realizar conferencias con varias personas. Esta conferencias son ya una importante parte de cualquier trabajo, y si lo tienes que hacer desde casa, es mejor tener un dispositivo móvil que nos de un buen servicio.

Por supuesto, si lo que se necesita es hacer video conferencias, nuestro ordenador nos ayudará en esto. Par ello, es importante tener una buena conexión a Internet con un ancho de banda aceptable. De otro modo, la experiencia puede que no sea demasiado buena. Par poder hacer estas video conferencias, nuestro ordenador debe tener una Webcam. Comprarla e integrarla en el sistema es fácil y barato, aunque en muchos ordenadores portátiles de hoy en día, ya se incluye una Webcam integrada en el sistema. Otro interesante punto es tener un software que te permita compartir la pantalla con otros usuarios y así mostrarles una presentación o demostrarles como funciona algo. En algunos casos, puede que quieras que otros colaboradores interactúen como tu pantalla remotamente (o viceversa) y así realizar trabajos conjuntos desde ordenadores en distintos lugares.

A partir de aquí, las herramientas que uses dependerán del trabajo que hagas y las normas que tenga tu empresa. Si trabajas por tu cuenta, las normas las impondrás tu y lo que utilices será criterio tuyo y de nadie más. Tenemos varios artículos en esta misma Web hablando de las herramientas necesarias cuando se trabaja con marketing desde casa, aunque tiene que ser uno mismo quien decida los que más se adapta a su trabajo y lo cómodo que se sienta. Una herramientas que todo el mundo utiliza sin excepción, es el correo electrónico o email. Es posiblemente el principal medio de contacto cuando no estás utilizando el teléfono, y en muchos casos, el primer medio de contacto. Hoy en día ya se utilizan mucho programas de Chat para tener a los empleados comunicándose en tiempo real, lo cual permite hacer casi lo mismo que en una conversación telefónica y de una forma más barata.

En tu lugar de trabajo virtual, al igual que en cualquier oficina, lo que quieres es hacer el mejor trabajo para mantener la productividad alta. Esto es esencial para que todo vaya bien como se espera. Tener control absoluto de tu lugar de trabajo virtual es esencial para evitar problemas. Como se ha dicho antes, seleccionar el espacio donde vamos a estar esas horas del día, es una de las primeras decisiones más importantes. Si eres de las personas que se desconectan y aíslan fácilmente del mundo que te rodea, cualquier sitio será bueno si te siente cómodo en el. Si eres de los que se distraen con cualquier cosa, elegir el sitio puede llevar más trabajo, y se debe encontrar un sitio donde agentes externos no nos interrumpan constantemente. Lo cierto es que numerosos estudios realizados en los últimos años han mostrado que la productividad es mayor cuando se trabaja desde casa, en lugar de hacerlo en una oficina. Esto se achaca a que trabajar en un ambiente más familiar y cómodo aumenta la productividad, aunque también se ha visto que el trabajador trabaja más horas cuando está en casa.

Poner en marcha una oficina virtual

Vamos a hacer una suposición. Estas viviendo en Madrid y te contrata una compañía que está en Nueva York para que te encargues de su sector de ventas en España, pero lo ciertos es que estás en los años ochenta. ¿Cómo estarías en contacto con la oficina de nueva York? Probablemente tendrías que usar el teléfono para dar contactar y dar novedades cada dos o tres días, y también tendrías que escribir correos y enviar faxes para los documentos. Alejarse demasiado del puerto de trabajo sería también complicado porque toda la información estaría en papel sobre grandes estanterías, y perder llamadas telefónicas podría suponer un problema. Suponiendo que ya tuvieras uno de los ordenadores de la época, no sería de mucha ayuda dado su tamaño y volumen. Aparte de esto, no es demasiado portable para llevar con uno mismo. Ahora veamos lo mismo desde una perspectiva actual. Te ofrecen el mismo trabajo pero ahora mismo. ¿Cómo estarías en contacto con esta compañía que está al otro lado del océano.

En este caso probablemente usarías el correo electrónico, y además los usarías muchas veces al día. También accederías a la red corporativo en Nueva York al empezar a trabajar pudiendo descargar y subir archivos al instante. También tendríamos disponible programas de Chat o para poder realizar conversaciones a tiempo real entre colaboradores y compañeros de trabajo en Nueva York. Moverse del puesto de trabajo sería algo muy sencillo: solo tendríamos que coger nuestro ordenador portátil y teléfono móvil, irnos a tomar un café a un área con wifi disponible y conectarnos con la ofician en Nueva York mientras almorzamos. Todos estos escenarios demuestran como los avances tecnológicos han hecho que trabajar remotamente se más fácil, rápido y barato. Esto es nos viene increíblemente bien a los que trabajamos desde casa, ya sea mediante marketing, afiliaciones o por medio de una empresa. Hoy en día, el término más común para esta actividad es el teletrabajo. Como un teletrabajador, te puedes montar una oficina virtual productiva desde tu casa y realizar el mismo trabajo como si estuvieras en una sala de la compañía. De hecho, esto te da la opción de elegir el lugar del mundo que prefieras para trabajar. También expansionar las posibilidades de trabajar en cualquier parte si tener que movernos.

Las oficinas virtuales no son solamente para el beneficio del empleado. Las compañías pueden recortar gastos al no tener que abastecer de un espacio totalmente equipado en la oficina, y pueden encontrar y contratar gente cualificada que no quiere desplazarse en cualquier parte del mundo. Algunos otros beneficios corporativos incluyen aumentar la productividad y mantener una ciudad más limpia al quitar coches, que de otra manera tendrían que ir y venir a la oficina todos los días. La tecnología para poner en marcha nuestra oficina virtual ya está preparada, pero ¿lo estás tu? Hay varias herramientas que podemos usar si vamos a poner una oficina virtual y algunos buenos consejos para adaptar y mantener una buena productividad.

Lo primero es elegir el espacio donde vamos a desarrollar el trabajo. Esto parece lo más sencillo, y de hecho puedes trabajar desde una cafetería, en el jardín de tu casa o incluso en la cama si quieres. Lo que tienes que hacer es elegir un sitio donde estés cómodo y libre de distracciones a lo largo del día, lo cual se traducirá en una mayor productividad satisfacción personal. Digamos que ya has elegido el lugar donde vas a empezar a desarrollar el trabajo que vas a hacer. Es momento de poner en orden las herramientas que vas a necesitar.

Montarte la oficina en casa

Si vas a trabajar desde casa de forma total o temporal combinándolo con tu trabajo diario, o simplemente te dan en tu empresa la opción de poder realizar el trabajo desde la comodidad de tu hogar, lo primero que hay que pensar es en poner en marcha una oficina en casa que nos resulte cómoda y útil. Trabajar desde casa puede ser una experiencia muy entretenida y provechosa, o también puede ser escalofriante si es la primera vez que das este paso. Seguramente te encanta la idea de libertad, flexibilidad y la relajada atmósfera que puede tener una oficina puesta en tu propia casa. La simple idea de trabajar en pijama o en pantalones cortos puede ser algo que ni siquiera nos habíamos planteado nunca.

Lo cierto es que trabajar desde casa es algo que cambia totalmente el sentido del trabajo en si. Yo llevo ya algunos años realizando todo mi trabajo desde mi casa, y difícilmente podría volver a acostumbrarme a estar en una oficina normal con todo lo que eso conlleva. De todos modos, si no lo hacemos bien, puede ser frustrante. Por ello se debe poner todo de forma correcta y siguiendo algunas reglas básicas que tendremos que seguir. Dichas reglas están puestas basadas en la situación en la que estás, lo que mejor puede funcionar para ti, y el tipo de trabajo que vas a realizar. Por supuesto, en este último punto daremos por hecho que te vas a dedicar al marketing en casa, aunque si se trata de otro tipo de actividad, algunos puntos pueden variar.

Lo primero es seleccionar el sitio donde vamos a trabajar en casa y poner todo en marcha. Lo mejor es elegir un sitio especial de la casa en el que nos sintamos cómodos y que tenga una buena iluminación. Por supuesto, debe ser un sitio donde los ruidos externos no nos molesten ni interrumpan. Hay que minimizar las distracciones que están en nuestras inmediaciones, como por ejemplo la televisión, paso de personas, video consola, etc. Esto no significa que podamos tener música a un volumen razonable, ya sea con nuestro equipo de música o el propio ordenador.

Hay que empezar a organizarse en la habitación que hayamos elegido. La mesa debe ser espaciosa para que quepa sin problemas nuestro ordenador, impresora, papeles y documentos, y por supuesto, nuestra taza de café (esto último no es imprescindible). Una vez que lo tengamos puesto en marcha, lo mejor es ponernos nosotros mismos un horario, flexible por supuesto, pero con unas horas definidas. El horario debe estar pensado de tal forma que combine con nuestros ciclos más productivos. Todo el mundo tiene un momento del día donde trabaja más y mejor. Debemos encontrar el nuestro y priorizar esta hora en cuestión (siempre que tengamos control sobre nuestro horario).

Nos podemos poner algunas reglas, como por ejemplo los momentos de descanso o algún momento de la jornada para salir de casa a dar una vuelta o ir al gimnasio durante una hora. Otra regla es no dejarnos llevar demasiado por la tentación de navegar por Internet en cosas que no estén relacionadas con la actividad que estemos haciendo. Ya se que esto es algo difícil, y aun hoy, yo sigo rompiendo esta regla y me encuentro viendo cosas por Internet que no tienen nada que ver con lo que estoy haciendo. De todos modos, hay que hacer un pequeño esfuerzo para no dejarnos llevar demasiado.

También debemos imponernos una hora de finalización de nuestras tareas. Cuando trabajamos desde casa, es fácil perder la noción del tiempo y es frecuente encontrarnos a las 23:30 o más tarde, totalmente inmersos en el trabajo. Se trata de disfrutar del trabajo y sentirnos bien, no volvernos unos adictos al trabajo. Por supuesto, el trabajar en casa motiva mucho y más si trabajamos para nosotros mismos, pero debemos recordar que la adicción al trabajo es mucho más elevada entre las personas que trabajan desde casa.

Trabajar en casa también puede ser un motivo de aislamiento. Debemos tener cuidado con esto y obligarnos a socializar como lo haríamos normalmente. La mayoría de la gente no tendrá problemas con este punto, pero estar tantas horas solo en nuestra oficina casera nos puede aislar de nuestras actividades sociales. En jornadas intensas de trabajo, nos podemos encontrar fácilmente trabajando 10 horas sin decir una palabra. En este tipo de jornadas, haz descansos para hablar con la familia o haz alguna llamada para hablar con tus amistades.

Trabajar en Internet

Si vamos a trabajar en Internet o estamos en las primeras fases, dos cosas fundamentales que vamos a necesitar son cautela y persistencia. Puede parecer que la primera se puede contradecir con el ímpetu con el que queremos afrontar nuestro negocio, pero sobre todo cuando empezamos, debemos analizar las cosas varias veces antes de tomar una decisión. Una de las cosas que debemos tener en cuenta, es que si queremos llegar a tener unos ingresos decentes al trabajar en Internet, debemos mitigar los gastos lo máximo posible al principio. Esto no significa que no debamos invertir, pero la ilusión de empezar un negocio en casa y gastar lo que haga falta en el, puede llevarnos a cometer excesos evitables.

Está bien ponernos metas altas, pero hay que estar siempre cerca de la realidad cuando hablamos de nuestras finanzas. Se debe mantener una lista de nuestros progresos y presupuesto, y planear hacer la compra de productos y servicios que necesitemos en algún momento. Si no se planifica adecuadamente, existe el riesgo de gastar más de la cuenta y ver afectado nuestro negocio en casa. Parte de controlar nuestro presupuesto, es aprender a discernir qué es lo que funciona y que no. Es esencial hacer un seguimiento de los resultados de todas nuestras fuentes de ingresos, y cortar los gastos donde veamos que la cosa no funciona, a al menos hacer modificaciones para probar.

Si tu plan de marketing es meterte en todas las oportunidades que encuentres, operar con altos presupuestos en estos proyectos, y suponer que cuanto más te gastes, más posibilidades tendrás de tener éxito, es probable que no veas los resultados que esperabas. Lentamente podrías perder dinero y confianza. El éxito estará directamente relacionado con tu paciencia y el modelo de negocio que has creado, por eso no es buena idea de engancharnos a todas las oportunidades que se nos pongan de frente.

La paciencia es una cosa que hay que tener o desarrollar mientras trabajamos en casa. Si no tienes paciencia solucionando los problemas, encontrar los mejores productos y servicios sin tener que comprarlos todos, y solo comprar cuando sea necesario. No dejarse llevare por los impulsos es una buena idea, y te ahorrará bastante dinero.

Si quieres conseguir los mejores resultados en lo que has invertido con el presupuesto que tienes, hay que mantenerse centrado en los gastos y los ingresos que has tenido en un periodo de 1 o 2 meses. En los meses posteriores se debe hace lo mismo para luego hacer una comparación progresiva de nuestro resultados. Esto nos dará una idea de lo que estamos haciendo bien o mal.

Resumiendo, trabajar en Internet ofrece una gran flexibilidad para aquellos que buscan alternativas a su forma habitual de ingresos y también oportunidades. Sin embargo, si no se aplican algunos procedimientos muy sencillos de realizar, podemos encontrar problemas que no deberíamos tener. Podemos resumirlo en cuatro puntos:

* Mantén un presupuesto centrado y dinámico, y sobre todo controlado.
* La paciencia y la persistencia son nuestros aliados.
* Haz un seguimiento de todos los resultados que tengamos.
* Sigue leyendo y conociendo nuevos modos de mejorar tu negocio en casa.

La persistencia es fundamental para salir adelante, y precisamente la falta de ella es una de las razones principales de que mucha gente fracase en su intento de trabajar en Internet. Mucha gente que empieza, cuando no ve resultados inmediatos rápidamente piensan en dejarlo. Es importante seguir adelante y continuar aplicando los métodos que hayamos ido aprendiendo. Los resultados que esperamos no son a corto plazo en la mayoría de los casos, y llevarán meses o incluso más de un año.

Mercados alternativos del Marketing Online

Hace no mucho, estuve hablando con un amigo que se dedica también a trabajar por medio de Internet, prácticamente con los mismos métodos, que son programas de afiliación, adsense y otros métodos para recibir ingresos por la red. Lo cierto es que cuando nos juntamos, aparte de bebernos una generosa cantidad de cerveza acompañada de varias raciones, charlamos sobre como está el mercado y qué nuevas posibilidades están surgiendo dentro de este mundillo del marketing online. La verdad es que estas charlas son bastante productivas, ya que siempre salgo con nuevas ideas y proyectos en potencia que no se me hubieran ocurrido de otra manera.

Este amigo me contó una historia que le había pasado, y que rápidamente aplicó al trabajo en casa por medio de Internet. Me pareció una experiencia bastante buena y que explica perfectamente como debemos enfocar nuestro negocio online desde sus principios, como la búsqueda de mercados alternativos es esencial en ciertos momentos. En cuanto acabo de contármela, supe que ya tenía un artículo que escribir para poner aquí. Pues esta es la historia.

Mi amigo estuvo hace un par de meses en el disneylandia de Paris con la familia, y una de las actividades que estaban en marcha, era una competición para conseguir caramelos y chucherías. Todos eran niños que no pasaban de los siete años y se les dio a cada uno una bolsa de colores para meter todos los caramelos que pudieran. Las reglas eran sencillas, tenían que ponerse en un punto de salida y esperar a que sonara un silbato y salir corriendo a una zona de hierba donde previamente habían esparcido una gran cantidad de dulces y caramelos. Había unos40 o 50 niños, y bastantes chucherías por toda el área.

Cuando el silbato sonó, todos los niños corrieron al parque y empezaron a recoger todo lo que podían. La mayoría de los chavales empezaron a recoger los caramelos justamente en la línea de salida. Esto ocasionó que en un momento, se formara un gran revuelo de chicos forcejeando por conseguir más que el que tenían al lado, a base de empujones, gritos y luchas.

Había un niño más pequeño – probablemente el más pequeño de todos los concursantes – que poco tenía que hacer con el resto del grupo, y tampoco le debía gustar que le zarandearan, dado tenía las de perder. Lo que hizo, fue dar un rodeo al grupo que se estaba disputando los caramelos en esa parte, y se fue a una zona del parque donde todavía no había nadie. Consiguió llenar la bolsa que llevaba hasta arriba de caramelos antes de que los demás llegaran a esa área.

Mi amigo me comentó que esto le recordó que se pueden superar desafíos en tu negocio de la misma manera que el niño pequeño consiguió sus caramelos – viendo las oportunidades que otros todavía no han descubierto, y alcanzándolas antes de que alguien más las alcance. En esto consiste buscar mercados alternativos.

Ganar dinero con un blog desde el primer mes

Aunque no es fácil y como se ha comentado hasta la saciedad en esta Web, hace falta tiempo para empezar a tener unos ingresos serios, mucha gente se pregunta si es posible empezar a ingresar dinero en el primero mes de haber puesto en marcha el blog. Por supuesto, no es imposible y la cantidad depende mucho de cómo se centre la puesta en marcha del blog. De todos modos, hay varios métodos para conseguir un mínimo de tráfico que nos pueda generar algún ingreso desde el principio, aunque las cantidades pueden variar bastante, porque también depende de otros factores, donde incluso la suerte es una variable. Explicaré a continuación este el cual es utilizado por muchas personas y no es nada nuevo. De todos modos, lo cierto es que la falta de experiencia y el tiempo dedicado al proyecto puede limitar el éxito de este método. Lo cierto es que el método que se va a ver no significa mucho trabajo, sino trabajo “inteligente”. Usar el tiempo de un modo correcto, es una de las claves para empezar a ver dinero desde el principio. De todos modos, los ingresos importantes tardan mucho más, y puede ser de entre meses y años. Dicho esto, veamos el método. Lo primero que hay que tener en mente es que el camino que recorramos va a variar cuando adaptes esta estrategia a tu propio sistema de trabajo. Para los que empiezan, esta puede ser la primera vez que se escribe y crea contenido para una gran audiencia en Internet. Dicho de otra forma, si no se tiene ninguna experiencia previa de escribir en un blog, o incluso escribir artículos para otras cosas, puede ser una limitación a la hora de poner el procedimiento en marcha. Por lo tanto, piensa en esta guía como una estrategia que se puede poner en marcha para poder implementar y aprender como funciona el poder ganar dinero con un blog. Algunas otras variables pueden ser escribir en el momento adecuado, en los lugares adecuados y que el tema sea realmente algo que esté en el candelero en el momento que empieces el blog. Para empezar y como es obvio, si estás empezando desde la nada necesitas un blog. Esto es bastante sencillo con todos servicios para crear blogs que existen, siendo los más conocidos Blogger y wordpress, aunque eso ya queda en la elección de cada uno. Esto no debe llevar más de media hora y es bastante sencillo. Con los plugin que se ofrecen de manera gratuita, podemos poner en nuestro blog varias cosas que nos ayudará en nuestro objetivo, como un diseño aparente y atractivo, una página de contacto, un feed de suscripción RSS y más funciones a incorporar en nuestro blog. Una vez hecho esto, la siguiente tarea es crear el contenido sobre el tema que hayas elegido y de lo que hablarás en el blog por el resto del mes. En este método se recomienda un mínimo de dos a tres posts a la semana con artículos de unas quinientas palabras cada uno. En esta primera semana del mes donde hemos comenzado nuestro blog, unos seis artículos es lo más conveniente y es algo que tampoco cuesta mucho. Dicho de otra manera, todo lo que se hará en esta primera semana es poner en marcha el blog y escribir artículos, por lo que con toda probabilidad no se conseguirá tráfico en esta semana de momento. En la segunda semana donde ya tendremos unos cuanto artículos que habrán puesto contenido en nuestro blog. Es tiempo de conseguir tráfico Web, y es aquí donde cada uno tiene que utilizar las mejores estrategias que conoce e invertir el tiempo necesario para conseguir muchos visitantes en el menor tiempo posible. Dedica esta segunda semana a postear en foros, dejar comentarios en otros blogs, a ser posible en con mucho tráfico y relevancia (se puede comprobar con Alexa.com). No hay darse una publicidad exagerada pero si se puede ir poniendo enlaces de vuelta a nuestro blog en los comentarios y opiniones que vayamos poniendo. Se de ayuda a los miembros del foro o blog en el que estás dejando mensajes, pregunta cosas que aclaren dudas de otros usuarios, y por supuesto da buenas respuestas a lo que te consulten. Por tanto, esta segunda semana se trata de postear en otros sitios externos a tu blog y crearse una reputación. De nuevo, dedica todas las horas que puedas y hazlo lo más variado posible. Todo esto podría significar pasarle buena parte del día teniendo conversaciones en varios foros de tu nicho de mercado y navegando por Internet buscando los mejores sitios para participar. Este método por si mismo es de los mejores para atraer tráfico a nuestro blog, y por esta razón se debe hacer un verdadero esfuerzo en hacerlo lo mejor posible, y tener claro que cuenta la calidad y no la cantidad. No se trata solo de escribir, sino de leer mucho. Lee lo que necesitan y las dudas que tienen en el nicho que has elegido y aprovecha para poner algunas respuestas y con links apuntando a tu sitio en la Web. Con cierto número de horas al día poniendo comentarios con enlaces a tu blog, no solo tendremos visitas de varias fuentes sino que los buscadores de Internet rápidamente notarán que tu sitio es interesante y atrae visitas. Esto ayudará a que a su vez, los buscadores dirijan también tráfico a tu blog. Por lo tanto, ¿de qué podemos escribir? Para los que empiezan, sería recomendable cualquier cosa que estuviera de moda, fácil de seguir y escribir y útil para los usuarios de la red. Hay que ser conciso después de todo solo tienes unas quinientas palabras para explicarte). Intenta ser único, se tu mismo y crea un contenido que sobre todo cause una primera buena impresión en la gente que llegue a tu blog. La mejor manera de causar esta buena primera impresión es proveer de algo nuevo, aunque por supuesto es algo complicado. Sea como sea, el contenido es lo que hará que vuelvan los usuarios a por más. En la siguiente parte del artículo, veremos lo que tenemos que hacer en las semanas tres y cuatro restantes para conseguir estos primeros ingresos.

Como sacar beneficios de tu blog

Siguiendo con nuestro artículo sobre como conseguir algo de dinero de tu blog de una forma rápida, veremos lo que esta estrategia nos muestra en las semanas tres y cuatro. En la primero semana se ha puesto en marcha el blog y se han escrito varios artículos, y en la segunda se ha dedicado el máximo de horas posibles a escribir en otros foros y blogs poniendo enlaces de vuelta a nuestro blog y de paso dándonos a conocer con buenos consejos e interviniendo en conversaciones relacionadas con nuestro nicho de mercado. Mientras continuamos con este cruce de artículos y conversaciones en otros sitios en Internet y seguimos construyendo una reputación para nuestro blog, se debe empezar a buscar un producto que puedas vender a tus visitantes iniciales. Probablemente no tengas más de cincuenta seguidores hasta final de mes, pero lo importante es la buena impresión que hayas causado. No debería ser un problema conseguir un producto en clickbank o tradedoubler dentro de la temática que hemos elegido.

Tu trabajo ahora en la semana tres es encontrar este producto y a poder ser, ponerte en contacto con el creado o artífice de este producto. La forma de contacto puede ser simplemente por email, aunque si hay un teléfono de contacto, se puede tener una breve conversación. De lo que se trata es de hacer una entrevista que luego puedas poner en tu blog, y así mostrar a tus visitantes que hay personas reales detrás del producto dando consejos y contando detalles interesantes sobre el. Esto también mostrará que te has preocupado de indagar en el origen del producto y sabes de lo que estás hablando.

Asegúrate de comunicarte con tus lectores durante todo el mes y no tengas miedo pedirles su opinión sobre la marcha del blog, o que hagan las preguntas que quieran. Esto ayudará a crear una conexión más cercana con la gente que visita tu blog, empezar conversaciones que generen contenido, y por supuesto saber donde podrías hacer alguna mejora o cambiar algo en el blog. Llegados a este punto, ya entramos en la semana cuatro. Ya tendremos nuestro blog en marcha y se debería tener un cierto tráfico Web de los métodos que se han descrito anteriormente. El número puede variar dependiendo de cómo lo hayamos hecho y también por otras circunstancias. Con la entrevista que hemos hecho al grupo o persona que posee el producto o servicio que vamos a promocionar, ahora habrá que escribir dos artículos que hablen del producto y que llevan a las ventas.

El primer artículo debe hablar del problema que puede solucionar el producto. No des una solución al problema, solo escribe y pide a tus visitantes posibles soluciones. Hay que ser honesto en este apartado. No elijas un producto con no recomendarías o que no pienses que sea de utilidad. Di en tu artículo que tienes una posible solución con un producto que puede ser de gran ayuda. Di que vas a hacer una entrevista con el creado del producto muy pronto. De nuevo, no reveles la existencia de este producto de momento.

En el segundo artículo ya podemos enseñar la entrevista y hablar de nuestra experiencia personal con el producto. También podemos poner en este artículo por opiniones de otras personas que lo compren. Si hay varias opiniones, se puede escribir un tercer artículo dedicado a estas opiniones para que todos tus lectores lo puedan valorar. Publica tanto las positivas como las negativas. Esta es básicamente la estrategia para conseguir hacer algo de dinero el primer mes de haber puesto en marcha nuestro blog, y se puede efectivamente conseguir generar algún ingreso. Sin embargo, lo más importante es que estás aprendiendo a construir una presencia y vender algo a tus visitantes, lo cual es simplemente un concepto de marketing adaptado al blogging online.

Ganar dinero con un blog

Un buen número de personas sueñan en ganar dinero con un blog, ya sea una que ya tiene o uno que creará en el futuro. Es otra manera de ganar dinero y puede hacernos recibir unos buenos ingresos que nunca vienen mal como complemento al sueldo de nuestro trabajo habitual. Lo más importante que debes tener en cuenta cuando haces blogging, es la voluntad de trabajar duro, unas buenas nociones de cómo funciona un blog y lo que le interesa a la gente.

Sin embargo, no demasiada gente consigue los beneficios que pensaba o consiguen resultados positivos, y esto es motivo para que abandonen la idea inicial de ganar dinero con su blog. La razón más común para esto, es que muchas personas tienen unas esperanzas poco reales de la cantidad de dinero que van a conseguir. Cuando no se logra la meta, a menudo provoca una fuerte decepción y una perdida de motivación para continuar trabajando para conseguir los objetivos.

Para tener éxito con un blog en hacerlo rentable económicamente, lo que tendremos que hacer es centrarnos en conseguir todo el tráfico que podamos. Cuanto más tráfico tengas, más conseguirás en la publicidad que pongas en tu blog, y por otro lado, más gente te conocerá y esparcirá la existencia de tu blog. Una de las cosas que deberías hacer primero, es hacer un curso para aumentar las visitas Web y saber como conseguir más visitantes. Hoy en día salvo excepciones, tener una buena forma de escribir y una nueva idea no es suficiente; necesitar hacer un buen marketing del blog también.

Mucha gente que tiene blogs, también llamados bloggers, dedican todo el tiempo a añadir nuevo contenido y dejan de lado la promoción. Añadir nueva información al blog es muy beneficioso y entre los expertos en promoción Web, se dice que el contenido es el rey. Sin embargo, hacer una buena campaña de marketing de nuestro sitio Web nos dará unos resultados mucho mejores tanto a corto como a largo plazo, y por tanto aumentará nuestros ingresos.

Una de las primeras cosas que hay que hacer, es añadir el blog a los buscadores especializados en blogs. Una vez que los lectores sepan que añades nuevo contenido de forma regular, volverán a tu blog frecuentemente. Sin embargo, no importa cuantas veces actualices tú sitio Web si nadie lo está leyendo, por lo que no solo te centres en el contenido. Hacer marketing de tu blog es un paso crucial para conseguir sacar dinero de tu blog. El éxito no vendrá de la noche a la mañana, incluso si eres un genio del marketing. Construir una buena lista de lectores y visitantes lleva normalmente meses. Aunque no ganes dinero al principio, mantén la perseverancia y el compromiso con lo que estás haciendo. A medio plazo valdrá la pena el esfuerzo y la espera..

Facebook te hace rico

Cuando nos dedicamos a trabajar desde casa o la idea es hacerlo en el futuro, lo primero que deseamos es poder conseguir unos ingresos que nos permitan vivir holgadamente y sin depender de nadie. Si lo que percibimos es un buen sueldo que supere al que teníamos, pues mejor que mejor. Aparte de esto, también queda la posibilidad de convertirnos en personas ricas gracias a nuestro negocio online. Si otros lo están consiguiendo, ¿por qué nosotros no? No es una tarea fácil, pero tampoco es imposible. Hay infinidad de formas de hacerlo, y debemos tenerlas todas en cuenta.

Facebook nos da esta posibilidad. Si eres un desarrollador de software con algo de ambición y una buena idea, Facebook puede ser la compañía que te haga una persona muy opulenta. Facebook es un sitio Web de carácter social que empezó en 2004 como una manera de mantener en contacto a estudiantes, y donde todos podían crear su propia página facebook. Desde entonces, Facebook se ha creado un nicho por si mismo en el mundo de la tecnología, como una compañía que quiere romper las barreras de los negocios convencionales.

En Mayo del 2007, abrió su plataforma para permitir a desarrolladores de software añadir programas al sitio Web de Facebook. Esto permite a los usuarios del sitio Web, elegir entre una gran variedad de programas y añadirlos a sus propias páginas dentro de Facebook. Para demostrar que era una plataforma real y totalmente funcional, la compañía puso en marcha lo que se conoce como “F8”, una competición de 8 horas donde los desarrolladores crearon sus propios programas para el interfaz de Facebook. 85 programas fueron añadidos a Facebook, los cuales iban desde aplicaciones de video hasta juegos nuevos e innovadores.

Ahora, la compañía está llevando la creación de nuevas aplicaciones más lejos aun. En Septiembre de 2007, el fundado de Facebook Mark Zuckerberg, ha anunciado que la compañía tiene 10 millones de dólares esperando para los desarrolladores de software que quieren compartir sus programas con facebook. La compañía lo llama fbFund.

Las cifras varían entre los 25000 y los 250000 dólares para cada candidato, y una buena idea podría engordar nuestra cuenta bancaria. La compañía no ha anunciado ninguna restricción sobre el número de aplicaciones con las que una persona puede contribuir, por lo que potencialmente un desarrollador podría hacer mucho dinero con unas cuantas aplicaciones. Aunque 250000 dólares por si solos, no nos quitarán de trabajar, las opciones de la fundación fbFund dan para mucha más de esa cantidad.

La compañía no solo ofrece estas cantidades por las mejores aplicaciones que se presenten a su sitio Web, sino también quiere hacer de socio capitalista de algunas de las aplicaciones más interesantes. Los desarrolladores que reciban estas sumas de Facebook, no solo conseguirán las sumas de dinero iniciales, sino que mantendrán la tutoría de sus programas. Facebook tiene la idea de dar la primera cantidad de dinero prometida, y convertir las aplicaciones que elijan en un negocio viable.

Es el sueño de un desarrollador de software hecho realidad. Sin embargo, Facebook tiene una estipulación para su fundación fbFund, y es que la compañía no considerará aplicaciones de desarrolladores que ya hayan aceptado ayudas de otros socios capitalistas o compañías. Esto satisface dos dilemas: ayuda a aquellos que no se les haya considerado y se les da una oportunidad, y por otro lado evita cualquier batalla legal sobre quién está asociado con el software que se está promocionando.

Como puedes ver, esta es una oportunidad de trabajar en tu proyecto desde casa si eres programador, y tener la posibilidad de ganar mucho dinero. Internet no conoce fronteras, y podemos estar trabajando en el salón de nuestra casa localizada en el pueblo más pequeño que puedas imaginar, y ganar dinero por medio de una compañía en Estados Unidos, por poner un ejemplo. Espero que esta alternativa le pueda servir a alguien. Animo y a por los dólares que ofrece fbFund.

El marketing online

Levantar tu negocio online no es tan fácil como muchos supuestos ‘gurus’ nos quieren hacer creer, y cuando tienes todo puesto en marcha debes hacerte las preguntas que te van a ayudar a no quedarte estancado en un mismo nivel. Este tipo de preguntas deben ser críticas y objetivas con los que estás haciendo y no tienen porque ser unas preguntas precisas sacadas de un manual de instrucciones, sino que te las debes plantear según vayas como te están yendo las cosas y siempre con la idea en la cabeza de que lo puedes mejorar considerablemente.

Para poner un ejemplo, si has llegado a un nivel de promoción de tu sitio Web y ves que no consigues subir el tráfico desde hace meses, puede que una simple pregunta a tiempo te saque del bucle en el que estás sumergido. La pregunta sería algo así como, con todo lo que he hecho hasta ahora ¿por qué no ha subido el tráfico en los últimos tiempos? ¿Debo hacer algún cambio en mi estrategia SEO? Ya se que son dos preguntas, pero no hay límite para hacértelas. De hecho, puedes coger un bloc de notas y apuntar las preguntas que se te vayan ocurriendo sin importar la cantidad o si son mejores o peores. Seguro que sacas un buen provecho de ellas.

En nuestro ejemplo anterior, esas dos preguntas pueden dar pie a cambiar o modificar ligeramente nuestros métodos. Esto te puede dar pie a utilizar por ejemplo videos Web como modo de presentación y hacer campañas de marketing en Youtube, por dar una idea. Plantea lo que quieres transmitir a tus clientes potenciales, escribe un guión, arréglate de forma conveniente y busca un buen sitio para hacer la presentación, como si de un anuncio televisivo se tratara. Esta idea que ha surgido de una simple pregunta, puede subir tu tráfico Web si lo haces correctamente. Recuerda que no es esta idea en particular lo que quiero transmitir, sino el concepto general que hay detrás. Cualquier pregunta puede llevarnos a una solución que haga que nuestro negocio evolucione a mejor.

Otra pregunta que te puedes hacer, es ¿Cómo cambiará tu producto o servicio al cliente? Todas las historias del marketing online tienen algo que ver con cambios. Analiza esta cuestión y escribe lo que piensas sobre ello. Sabiendo como cambiará a un cliente en potencia no puede dar ideas para artículos, promociones, publicaciones y campañas que realmente se acerquen a lo que un usuario quiere. Si vendes cosméticos por Internet, la gente que lo comprará serán personas que quieren cambiar su aspecto, si son vitaminas, la gente que lo compre es porque quieren mejorar en salud, y así sucesivamente. Plantéales a tus posibles clientes los cambios que van a obtener con tus productos. Ellos buscan un cambio y tú se lo puedes dar.

¿Es diferente lo que tienes que decir?

Otra pregunta casi obligatoria. Si estás diciendo la misma cosa y de la misma manera que la competencia, entonces tienes problemas. De alguna manera, tienes que marcar una diferencia, hacerte destacar en algún sentido. Puede que estés vendiendo algo que sea parecido a otros muchos comerciantes, pero es importante saber como manifestar lo que tienes, porque eso es lo que motiva a los compradores en potencia. Esto es simplemente marketing.

La clave aquí es el modo que tienes de contar tu historia al gran público. Una gran historia puede ser tremendamente aburrida si no está bien contada, y al mismo tiempo una historia mediocre puede convertirse en algo impactante si es contada adecuadamente. Si tu audiencia no encuentra diferencia entre tu negocio online y los de la competencia, serás prescindible.

Podría poner otras 100 preguntas y todavía quedarían las mejores, pero son preguntas que hay hacerse uno mismo y según se vaya evolucionando en este trabajo. De hecho, las preguntas de esta índole deberían aparecer a lo largo de nuestra carrera online de forma casi natural. Este es un buen modo de encontrar brechas y fallos en nuestro sistema de marketing, simplemente para dar un necesario salto hacia delante. Recuerda… no pares de hacerte preguntas.