post

Amazon pagará a los usuarios por repartir paquetes

Renovarse o morir. Ése parece ser el eslogan interno de Amazon, que busca constantemente nuevas oportunidades para expandir su negocio o mejorar sus plataformas. Si ayer te hablábamos de la apertura de su supermercado online, hoy le toca el turno a una iniciativa muy original que sigue los pasos de Uber y que podría revolucionar el modo en el que se realizan los repartos de paquetes. La compañía estadounidense comenzará a pagar a los usuarios entre 18 y 25 dólares por hora para que sean ellos los que repartan los envíos de forma local. Un trabajo que tendrá como requisitos tener más de 21 años y contar con carnet y coche propio. Eso sí, si ya te estabas planteando una nueva carrera en el mundo del transporte tendrás que tener paciencia, ya que este proyecto denominado Amazon Flex de momento sólo se desplegará en ciudades estadounidenses. Te contamos todos los detalles.

Buscar nuevas vías para hacer negocio es clave en los tiempos que vivimos. Y más para los gigantes tecnológicos como Amazon. La compañía estadounidense ha decidido poner en marcha un nuevo proyecto denominado Amazon Flex. La idea es muy sencilla. Prescindir en lo posible de las empresas de mensajería y convertir a los propios usuarios en los repartidores de sus productos. Claro que no en todos los envíos, sino sólo aquellos que se realizan de forma local en grandes ciudades y en los que se promete la entrega en apenas una hora (por lo menos de momento, aunque no se cierra la puerta a otro tipo de entregas). En estos casos, tiene sentido que la firma quiera buscar un modo más rápido y ágil de hacer llegar los productos a los usuarios.

Como decíamos, este tipo de oferta sólo tiene sentido en las grandes ciudades en las que existe tanto una gran oferta como demanda por parte de los usuarios y pueden coincidir con facilidad vendedores y compradores. De momento, la compañía está empezando a desplegar este servicio en la ciudad de Seattle. Para hacernos una idea, el área metropolitana alcanza algo más de tres millones de habitantes. Más tarde, la firma tiene previsto extender este servicio en otras ciudades como Manhattan, Chigago, Miami, Atlanta o Portland. No parece que este proyecto vaya a dar el salto pronto a España, aunque su éxito podría trasladar el proyecto a otros países.

¿Y cuáles son las condiciones del trabajo? Los usuarios que quieran participar deben tener más de 21 años, contar con un coche propio y carnet de conducir y utilizar un smartphone Android. La información sobre los envíos les llegará directamente a través de una app dedicada. Antes de contratar a alguien, la firma hará un chequeo sobre el pasado del usuario. Una vez aprobado, el sueldo se moverá entre los 18 y los 25 dólares por hora, con un horario flexible que permite a los trabajadores escoger bloques de tiempo disponibles de dos horas, cuatro horas u ocho horas diarias. Incluso si se quiere un trabajo más estable se podrá escoger una disponibilidad máxima de 12 horas diarias.

Más info: Amazon Flex