El fin de MegaUpload, acaso es el comienzo de la censura en Internet?

Megaupload una de las plataformas de intercambios de archivos más importantes en todo el mundo con cerca de 150 millones de usuarios registrados en todo el mundo ha sido cerrada.

En una nueva operación llevada a cabo en varios países por el Departamento de Justicia norteamericano y el FBI, se ha bloqueado el acceso a los servidores de Megaupload afectando a dominios como Megavideo, Megaclick o Megamovie.

Definida por sus promotores como una de las operaciones contra la piratería en la Red más importantes jamas realizadas, ayer fueron detenidos los principales responsables de Megaupload entre los que destaca su fundador, Kim Schmitz. Todos ellos, en prisión preventiva, han sido acusados de delitos de piratería contra la propiedad intelectual que lleva aparejada penas de prisión. Además se han ejecutado numerosas intervenciones de bienes en diferentes países, con las que se han incautado cerca de 50 millones de dólares.

Todo apunta que esta acción supondrá el fin de la plataforma de intercambio de archivos, operativa desde 2005 y situada actualmente entre las 100 páginas más vistas en Internet según Alexa. Entre las consecuencias del cierre, está la imposibilidad de acceder a los ficheros alojados en sus servidores incluso si estos no tuvieran una finalidad ilícita o vulneren el derecho de autor.

La compañía que ya había tenido problemas con la justicia norteamericana había iniciado una campaña de imagen a finales del año pasado, quizá sabiendo la que se le venía encima, a la que se habían unido algunos artistas musicales de relevancia como Alicia Keys, Snoop Dogg o Kanye West.

Como respuesta a la operación el grupo activista Anonymous ha llevado un ataque de denegación de servicio contra las webs del Departamento de Justicia y la del grupo Universal Music.

Tras esta operación, en plena oleada de protestas contra las medidas que pretenden ser aprobadas con la ley SOPA y la ley PIPA, otras plataformas de intercambio de archivos sospechosas de llevar a cabo actividades parecidas como Rapishare, están en el punto de mira.

No es difícil pensar que muchos vean esta acción contra Megaupload como una provocación quealimente las protestas actualmente en marcha contra las normas que pretenden ejercer un mayor control y censura en Internet.

fuente.desarrolloweb

Wikipedia, Mozilla y WordPress, apagadas contra la SOPA

Tras varias semanas amenazando con un fundido a negro en Internet como protesta contra la ley antipiratería (SOPA) que se discute estos días en Estados Unidos, el día D ha llegado con consecuencias mucho menos radicales de las esperadas. Entre los apagados están la Wikipedia en inglés, Mozilla o WordPress, pero los gigantes como Google o Facebook continúan online. Eso sí, con algunos detalles para dejar claro que están en contra de la polémica ley.

Mark Zuckerberg, por ejemplo, acaba de actualizar su estado indicando que “Facebook se opone a la SOPA y la PIPA”, y que continuarán oponiéndose a “cualquier ley que dañe Internet”. El mundo, dice Zuckerberg, “necesita líderes políticos que sean pro-internet” e invita a los usuarios a decirles a los congresistas que quieren que sean así.

Google también pide a los usuarios que se unan para protestar contra el Congreso. Bajo la caja del buscador han añadido una línea que dice “Di al Congreso: ¡por favor, no censures la web!”, que enlaza a una página en la que se puede firmar una petición contra la SOPA. Según Google, ambas leyes “censurarían la web e impondrían regulaciones dañinas para los negocios americanos”.

Y, como no podía ser de otra forma, el que también se opone es el fundador de la world wide web, Tim Berners-Lee, que aseguró que la SOPA y la PIPA suponían una “grave amenaza” contra lnternet. Según explicó el director de W3C a V3.co.uk, estas leyes podrían ser “muy poderosas y dañinas” en determinados momentos, como “antes de unas elecciones”, lo que supone “cruzar una línea”.
fuente.itespresso

Twitter no se va de apagón por la SOPA

Twitter no suspenderá sus servicios mañana, como harán la Wikipedia o Reddit, y probablemente tampoco el próximo día 23 en protesta a la ley antipiratería estadounidense, conocida como SOPA (Stop Piracy Online Act).

El CEO de la firma de microblogging, Dick Costolo, ha señalado que “cerrar un negocio global como reacción a un problema aislado relacionado con una política nacional es una estupidez”, reculando así sobre su anuncio hecho hace unos días de que se uniría a otros gigantes tecnológicos como Facebook, eBay o Google en un apagón masivo.

La palabras del ejecutivo no se referían a la decisión concreta de la Wikipedia, pero podían malinterpretarse. De hecho, tocaron la fibra sensible del fundador de la encliclopedia colaborativa, Jimmy Whales. Whales envió una mención directa a Costolo para que aclarara su postura, aunque le confesó que él también opinaba que lo mejor es que Twitter no dejara de estar disponible durante un día. El mandamás de la firma de microblogging no tardó en explicarle que no se refería a la decisión de la herramienta de Wikipedia Foundation, sino a la suya propia.

“Simplemente estaba respondiendo a la falta de significado del apagón en el caso de Twitter”, comentaba Costolo. “Intencionadamente no hago juicios de valor de organizaciones de las cuales no tengo un conocimiento contextual completo”, añadía en otro tweet.

No es que el CEO haya retirado su oposición a la SOPA, todo lo contrario. El CEO cree que siguiendo activos puede que contribuyan “más que nunca para amplificar la primera gran protesta oficial que sucederá en las próximas horas”.
fuente.itespresso