post

Microsoft acaba con el soporte de Windows 8

Microsoft suele darle a cada versión de su sistema operativo un ciclo de vida de 10 años. Eso quiere decir que al haberse lanzado en la segunda mitad del 2012, Windows 8 aun debería ser joven y tener una larga vida por delante. Pero no va a ser así y Microsoft ha decidido discontinuar Windows 8 a desde este 12 de enero de 2016, aunque Windows 8.1 seguirá ocupando su lugar.

De esta manera, Windows 8 pasará a mejor vida el próximo 12 de enero junto a las versiones 8, 9 y 10 de Internet Explorer. Por lo tanto, si aun estáis utilizando esta nueva versión lo recomendable será que la actualicéis a Windows 8.1, Windows 10 o incluso Windows 7 si queréis seguir recibiendo soporte y parches para protegeros de las vulnerabilidades. Cada versión de Windows suele venir acompañada de nuevos “Service Packs” con los que mejorar la experiencia de los usuarios.

La razón de la muerte de Windows 8 es que en Microsoft han considerado a Windows 8.1 como el último service pack del sistema, y será este el que siga manteniéndose con vida hasta 2023 ocupando su lugar en el árbol genealógico de los de Redmond.