Porque Fracasan las StartUps ? aquí les digo las razones

1.- Su producto no tiene mercado.

El 42% de las empresas emergentes no identifican el mercado antes de crear la solucion o propuesta a vender, construyen un producto sin mirar siquiera el mercado y pulsar la opinión de los potenciales clientes o consumidores, como respuesta a esto el fracaso esta marcado en el calendario el rendimiento se reduce a -1

2.- Los recursos llegan al minimo y se acaban antes de lanzar el producto

El 29 % de las empresas emergentes se quedan sin recursos monetarios antes de lanzar el producto,el tiempo y el dinero no son ilimitados debe usarlos inteligentemente.

3.- No se trabaja con las personas adecuadas.

Si bien usted necesita personas brillantes de donde sea no puede trabajar con cualquiera, construya su equivo con perfilles que se complementen y tengan perspectivas similares, en este caso el 23% fracasa por conflictos entre el equipo.

4.- Estan siendo superados.

Haga su trabajo sin obcesionarse con sus competidores, pero no los ignore, tampoco. Incluso si los productos de la competencia son superiores, afine su software para  una experiencia de usuario mejor y la diferencia se verá., 19% fracasan al no tomar en cuenta este punto.

5. El precio de su producto es un problema

El precio de su producto es muy alto ? es muy bajo? encontrar la  formar como aprender que precio preferieren los consumidores es algo muy importante para establecer el costo, no caiga en justificar el costo barato sacrificando la usabilidad, ya que le 18% fracasa por ello.

6.- El software no es amigable con el usuario final.

Precisamente por tener una gran idea  no significa que al plasmarla en un producto los consumidores lo amarán tanto que compraran hasta las actualizaciones. Escuche a los consumidores! contruyales los que ellos necesitan en realidad no lo que cree usted que necesitan o quedará en las estadísticas como el 17% de las empresas que han fracasado por no tomar en cuenta esta recomendación.

7.- No tiene un plan de negocios concreto.

Sí, está bien, tienes una gran idea, tienes grandes programadores pero te hace falta un especialista en plasmar las ideas en formatos contables ya que el 17% de los casos ni siquiera saben que es un retorno de inversión.
8.- Sus esfuerzos de marketing fallan abrumadoramente

Un gran producto puede ser un gran producto, pero si los consumidores no lo conocen no generará ganancias, saber cuales son los puntos fuertes y cómo capturar y mantener la atención de los consumidores es lo mas importante del marketing ya que el 14% de las empresas fracasan al no tomar en cuenta este punto.

9.- Los potenciales consumidores mandan a un segundo plano sus propuestas de productos.

Necesita una visión clara para alcanzar sus metas. Pero no ponerse anteojeras y perseguir esa visión a todo vapor sin pedir retroalimentación de los clientes, esto representa un 14% del nivel de fracasos.

10.- Usted lanzó una versión de su producto en el momento equivocado

El tiempo lo es todo., el debut llegó demasiado pronto, y corre el riesgo de una mala primera impresión con un producto que cae al vacío pero si espera demasiado tiempo , alguien más  se adelanta y presenta un producto similar
solido y listo para facturar, aquí se duermen el 13% de las startups

Como llevar una idea a dinero en efectivo..

Qué tan bien pueda hacer malabares con estas tareas y sus demandas superpuestas determinará en gran medida si usted podrá tener éxito en el mercado.

– Haga la tarea. Todos los productos exitosos se comprometen a resolver problemas o a cubrir una necesidad tácita — como la posibilidad de cocinar huevos duros perfectos.

Si existen otras versiones similares a su sueño, usted tiene que esforzarse para destacarse del resto, o replantear sus premisas.

– Asegúrese de que su idea realmente tenga proyección de volverse masiva. Para tener alguna posibilidad real de éxito, las ideas de nuevos productos deben atraer a mucha gente. De lo contrario, la inversión inicial será difícil o imposible de recuperar.

– Realice una búsqueda de marcas para determinar si ya se han patentado productos similares y cómo se llaman, para evitar que su idea sea la copia de un producto que ya existe.

Esto puede hacerlo revisando la base de datos del Registro de Marcas y Patentes.

La carrera por el dinero

– Determine cómo va a financiar su idea. Lo ideal sería dibujar un esquema y construir un prototipo por sus propios medios. De lo contrario, tendrá que contratar a alguien que se encargue de esas tareas.

También tendrá que armar un presupuesto de los costos de las reuniones con inversores o fabricantes que pueden estar repartidos por todo el país, pero probablemente desearán conocerlo personalmente.

– Obtenga un préstamo bancario convencional o una línea de crédito. Si esto no es posible, puede solicitar un préstamo especial para pequeños y medianos negocios, aplicar sus tarjetas de crédito y sus ahorros, o apelar a familiares y amigos.

No importa qué camino elija, su tarea básica (convencer a alguien de que usted realmente tiene una idea que puede generar dinero) no cambia.

– Investigue cómo reaccionarán los consumidores. Para ponerse a prueba, necesitará datos concretos para respaldar su instinto.

Para ello será necesario apelar a otro gasto: contratar una firma de investigación de mercado, cuyos equipos pueden ofrecer un enfoque más profesional y ayudarlo a informarse sobre las condiciones del mercado.

– Diseñe un plan de marketing para la distribución, la publicidad, las ventas y la promoción de su producto.

Esto debe coincidir con la redacción de su plan de negocios, ya que es el esquema fundamental que establece sus expectativas de cómo su idea puede generar beneficios, y cómo va a hacer crecer su empresa.

Qué tan bien pueda hacer malabares con estas tareas y sus demandas superpuestas determinará en gran medida si usted podrá tener éxito en el mercado.

Supere a la competencia

– Haga la tarea. Todos los productos exitosos se comprometen a resolver problemas o a cubrir una necesidad tácita — como la posibilidad de cocinar huevos duros perfectos.

Si existen otras versiones similares a su sueño, usted tiene que esforzarse para destacarse del resto, o replantear sus premisas.

– Asegúrese de que su idea realmente tenga proyección de volverse masiva. Para tener alguna posibilidad real de éxito, las ideas de nuevos productos deben atraer a mucha gente. De lo contrario, la inversión inicial será difícil o imposible de recuperar.

– Realice una búsqueda de marcas para determinar si ya se han patentado productos similares y cómo se llaman, para evitar que su idea sea la copia de un producto que ya existe.

Esto puede hacerlo revisando la base de datos del Registro de Marcas y Patentes.

La carrera por el dinero

– Determine cómo va a financiar su idea. Lo ideal sería dibujar un esquema y construir un prototipo por sus propios medios. De lo contrario, tendrá que contratar a alguien que se encargue de esas tareas.

También tendrá que armar un presupuesto de los costos de las reuniones con inversores o fabricantes que pueden estar repartidos por todo el país, pero probablemente desearán conocerlo personalmente.

– Obtenga un préstamo bancario convencional o una línea de crédito. Si esto no es posible, puede solicitar un préstamo especial para pequeños y medianos negocios, aplicar sus tarjetas de crédito y sus ahorros, o apelar a familiares y amigos.

No importa qué camino elija, su tarea básica (convencer a alguien de que usted realmente tiene una idea que puede generar dinero) no cambia.

– Investigue cómo reaccionarán los consumidores. Para ponerse a prueba, necesitará datos concretos para respaldar su instinto.

Para ello será necesario apelar a otro gasto: contratar una firma de investigación de mercado, cuyos equipos pueden ofrecer un enfoque más profesional y ayudarlo a informarse sobre las condiciones del mercado.

– Diseñe un plan de marketing para la distribución, la publicidad, las ventas y la promoción de su producto.

Esto debe coincidir con la redacción de su plan de negocios, ya que es el esquema fundamental que establece sus expectativas de cómo su idea puede generar beneficios, y cómo va a hacer crecer su empresa.

Prepare un discurso de presentación

– Desarrolle un discurso de presentación que sostenga su visión del producto.

Exprese todos los hechos concretos desde un principio; los fabricantes se dedican a eso para ganar dinero, y querrán saber cómo se puede lograr ese objetivo con su idea.

Su éxito o fracaso depende de lo bien que responda a la pregunta implícita: “¿Qué hay para mí?”

– Descanse lo suficiente antes del gran día y tómese un tiempo para ensayar su discurso antes de exponerlo.

Si usted trabaja con un socio, determine quién cubrirá cada área específica y contestará las distintas preguntas. Para evitar complicaciones de último momento, revise dos veces los datos y cifras más importantes.

– Organice un plan sobre los medios de comunicación más lógicos para anunciar y dar a conocer su producto, en particular las publicaciones, conferencias y seminarios comerciales.

Aunque puede parecer desalentador promocionar un producto que no está a la venta, este paso es vital para demostrar su compromiso de que finalmente llegue a las vidrieras.

Los inversores potenciales también esperan que usted pueda responder a estas preguntas.

Consejos y advertencias

• Cree un blog y página web. Una vez que haya determinado su plan de ataque, debe capitalizar cualquier rumor inicial que su idea pueda crear.

El boca a boca de los futuros compradores es la mejor manera de comercializar o implementar nuevas ideas. La simplicidad es la mejor política.

• Considere cuidadosamente el porcentaje de su negocio del que se va a desprender. La mitad de algo es mejor que nada, pero no acepte un acuerdo que esté por debajo de lo aceptable.

fuente.enplenitud

Los 5 errores de marketing más comunes entre startups

Para que una startup triunfe es imprescindible que la idea de negocio sea realmente buena y que el producto resultante responda a las necesidades de los consumidores (o, por lo menos, que mejore con creces a productos similares ya existentes). No obstante, que sea imprescindible no significa que sea lo único necesario. Da igual lo buenos que sean el producto y la idea, si hay fallos en cómo se comunica lo que hace la startup el fracaso está casi asegurado. Y no es extraño que algo así ocurra. Estos son los cinco errores de marketing más comunes entre startups:

1. No pedir feedback a los consumidores. Una de las razones principales de fracaso de las startups es que el producto o servicio en el que creen tan firmemente en realidad no es algo que el mercado pide. Es necesario, a ser posible antes de lanzar los productos, buscar la opinión de los consumidores: qué les parece la idea, qué cambiarían, que añadirían, etc. Ayudarán encantados y, cuando el producto salga a la venta, además de responder mejor a lo que piden los usuarios, tendrá ya también a unos cuantos clientes deseosos de comprarlo.

2. Tener una web poco atractiva. La página web de una startup tiene que estar diseñada con un objetivo en mente: la seducción y la venta. El espacio en la red de cualquier empresa es como un escaparate de lo que hace y debe convertir a cualquier visitante en un nuevo seguidor o fan del producto. No debe ser el potencial cliente el que tenga que buscar la información de forma activa, esta debería llegar a él en cuanto ponga un pie en la web.

3. No aparecer en Google. O, lo que es lo mismo, no aparecer en Google bien posicionado. ¿De qué sirve una web perfecta si no hay forma de llegar a ella? Siguiendo con el símil de la tienda, no sirve de mucho tener un escaparate perfecto y bien diseñado para la seducción y la venta, si la tienda está en un lugar inaccesible. SEO, redes sociales y dedicarle un poco de tiempo a saber cómo funciona Google y cómo hacer para aparecer ahí son clave.

4. No buscar nuevos clientes. No basta con un poco de SEO y con estar en las redes sociales, hay que ir hacia esos clientes potenciales de forma activa. Para ello, es necesario crear campañas bien segmentadas que vayan hacia esos usuarios que estás seguro de que si conocieran tu startup serían clientes. Y cuando esos usuarios ya hayan sido captados, seguir buscando a más.

5. No medir el éxito o poner objetivos. ¿Qué campañas o acciones funcionan mejor? ¿Cuáles no? Analizando los resultados de cada campaña se sabrá qué ha servido para algo y qué no, pudiendo así repetir lo que está funcionando y dejar de invertir en lo que no está haciendo que ganes clientes.

fuente.itexpresso