Consejos para obtener ventajas del teletrabajo

¿Teletrabajo sí o teletrabajo no? Ése es uno de los grandes dilemas que han introducido gigantes como Google, Cisco o incluso Yahoo!, tras la incorporación a sus filas de Marissa Mayer en calidad de CEO. De la posibilidad de trabajar desde casa suele decirse que frena el intercambio de ideas y la consolidación de la plantilla como un grupo compacto. Pero se trata de una tendencia que también tiene sus ventajas, especialmente en estos tiempos de avances tecnológicos sin fin. ¿Por ejemplo? La ansiada flexibilidad de horarios que muchas personas colocan en la primera posición de su lista de deseos laborales, porque les permite organizarse mejor de acuerdo a sus compromisos personales y familiares o desempeñar sus funciones durante aquellas horas de mayor inspiración, un concepto algo difícil de manejar en otras situaciones. O el ahorro de tiempo en desplazamientos y de dinero en electricidad, una menor contaminación ambiental, la liberación de espacio en oficina, el impulso a la productividad en un entorno relajado o la posibilidad de reclutar talento acorde con las necesidades de la empresa incluso en la distancia, por seguir con la lista.

Para sacar el máximo provecho de estos beneficios y esquivar malos hábitos que minen las posibilidades del teletrabajo, en Silicon News os dejamos cinco consejos:

1. Sin rutina no hay disciplina. Lo primero que hay que hacer para asegurarse el éxito cuando se trabaja en un lugar diferente al típico edificio de oficinas es establecer un listado de normas a seguir a rajatabla, especialmente si eres propenso a la dispersión o te cuesta despegarte las sábanas por la mañana. Todo empieza por (auto)imponerse unos horarios, desde el que rige cuándo te vas a despertar y cuándo deberías sentarte frente al ordenador para comenzar una nueva jornada laboral hasta el “toque de sirena” que te permitirá levantarte de la silla y abandonar tus tareas hasta el día siguiente. Este punto es especialmente importante ya que a pesar de que no tendrás que preocuparte por quedarte atascado en los embotellamientos de tráfico en las horas punta, sino que bastará con cruzar la puerta de tu habitación para llegar a tu destino, sí deberías exigirte cierta rigurosidad que te libre de las distracciones del hogar y active en tu cabeza el “modo trabajo”. Esto implica levantarte siempre a la misma hora, arreglarte igual que si fueras a salir a la calle, desayunar adecuadamente y, a continuación, meterte en faena como si estuvieses obligado a fichar. Y recuerda: divide la carga, aprovecha las horas a las que sueles estar más inspirado, huye de atracones y regálate un capricho cuando cumplas con los objetivos marcados.

2. Apúntate al DIY creando… tu propio despacho. Uno de los peligros de trabajar desde casa es que las fronteras se vuelven difusas y cuesta concentrarse en los momentos que debieras. ¿Dónde termina el concepto del hogar y dónde comienza la esfera puramente laboral? Para ayudarte a determinarlo, nada mejor que trasladar los esquemas mentales al mundo físico, con sus propias delimitaciones en forma de estancias diferenciadas. Olvídate de trabajar acomodado en una mesa en la misma habitación en la que duermes (¡o desde cama!) porque a la larga no sólo supondrá un lastre a la productividad sino que tampoco te dejará desconectar cuando hayas terminado con tus obligaciones laborales. Y es que siempre estarás en el sitio del que partiste. Lo idóneo es instalar un despacho o una zona de trabajo en un cuarto aparte al que te motive trasladarte todas las mañanas. Y, si es posible, procura que éste sea silencioso, luminoso y lo suficientemente espacioso como para tener todas tus herramientas a mano y no te veas obligado a desplazarte de una punta a otra de la casa cuando necesites algo.

3. Establece un canal de comunicación constante. Porque teletrabajar no significa, ni mucho menos, que seas tú solo contra el mundo o te encuentres aislado del resto de la cadena de trabajo, aprende a comunicarte con los demás. Si no hay alguien que lo haga por ti mediante la solicitud de resultados diarios, establece unos objetivos a cumplir en un tiempo determinado y toma la iniciativa de hablarlo con tu superior o mantener informado a tu cliente para que no se produzcan sorpresas desagradables cuando vayas a realizar la entrega de la tarea acordada, dependiendo de si eres un trabajador en plantilla “desplazado” o de si trabajas por cuenta propia. Del mismo modo, pide ayuda cuando la necesites y admite tus limitaciones. Esto quiere decir que seas honesto y no te guardes para ti la existencia de dificultades que vayan surgiendo por el camino, sobre todo llegados a ese punto en el que no sabes cómo resolverlas. Quizás tu interlocutor sí sepa cómo salir del atolladero. Además, en un mundo tan tecnologizado como el actual no hay excusas que valgan. Más allá del recurso del teléfono o los correos electrónicos, tienes la posibilidad de utilizar servicios de mensajería instantánea para zanjar temas rápidamente e incluso entablar conversaciones de vídeo que en la práctica te colarán en las reuniones semanales como a cualquier otro de los asistentes presenciales.

4. No es lo mismo un descanso que una interrupción. Cuando tienes la oportunidad de desempeñar tus obligaciones sin moverte de casa no hay compañeros de oficina que, al cabo del día, se puedan convertir en una distracción frente a tu cometido final, pero sí que te encontrarás con otro tipo de obstáculos como la familia y las visitas (o las llamadas al fijo y al timbre) inesperadas, que consumirán tu tiempo y tu paciencia, o el mero hecho de tener la nevera, la televisión y el sofá a pocos pasos de distancia, reclamando casi sin que te des cuenta tu atención. Debes dejar claro, tanto a los que te rodean como a ti mismo, que ser capaz de trabajar desde el lugar en el que vives no es sinónimo de realizar parones indiscriminados o que te sobre el tiempo para hacerles favores. Al igual que ocurriría en una oficina al uso, está bien que hagas pequeños descansos para estirar las piernas, darle un respiro a la vista o, por supuesto, respetar tus cinco comidas preceptivas, pero ése es el grueso de tu reposo en una jornada laboral tipo. No conviertas en norma tomarte una pila de días libres sólo porque “puedes” hacerlo, ni admitas que cualquiera entre en tu despacho a incomodarte con cualquier pretexto. ¿E Internet? Úsalo para el bien, esto es, deja la navegación por placer para cuando no estés ocupado.

5. ¿Esto es para mí? O, desde el punto de vista de la empresa, ¿este trabajador me conviene? Ni todos los empleos se pueden desempeñar a distancia con soltura ni todos los trabajadores son idóneos para rendir a su máximo nivel con esta dinámica, así que es imprescindible evaluar concienzudamente la estrategia a seguir antes de lanzarse a la aventura. Por un lado hay que identificar cuáles son las tareas asumibles para esta “deslocalización” a pequeña escala y dividirlas entre aquellas cuyo desarrollo va a depender del contacto regular entre las partes y las que puedan salir adelante sin mayores problemas con visitas esporádicas, o de cadencia mensual mínima, a una sede oficial. O incluso las que nunca necesitarán de un encuentro presencial. Por la otra, se requiere especial tacto a la hora de contratar los perfiles adecuados, ya no sólo en cuanto a formación, sino al hecho de saber funcionar de manera autónoma desde el hogar y convertir esta libertad en el mejor aliado para brillar. Se trata de algo tan personal que, al final, el propio candidato sabrá mejor que nadie si es capaz de teletrabajar o no, y ahí también cabe esperar la máxima honestidad para el buen devenir de la compañía.

fuente.siliconews

Los 50 trabajos online que más crecen a nivel mundial

El BPO o la externalización de procesos de negocios ha experimentado un espectacular aumento del 113% (desde 2.945 empleos), siendo el trabajo que más ha crecido en el Q1, según Freelancer.

Las tecnologías clave de la web 2.0 están en alza. Android se extiende por todo el mundo, dejando a Apple descolgada, especialmente en los mercados en desarrollo. La venta de impresoras 3D al gran público y el uso de software open-source revalorizan los trabajos de diseño en tres dimensiones. Twitter y Facebook se estancan por el regreso del “email marketing”. Y el SEO repunta gracias a la adaptación de la industria a los algoritmos de Google Panda y Penguin.

Éstas son algunas de las conclusiones a las que llega el último informe trimestral Frelances Fast 50 de Freelancer.com.es sobre los trabajos online que más crecen a nivel mundial.

Este estudio indica, por ejemplo, que la revolución del comercio electrónico ha hecho crecer la demanda para los sitios web 2.0, de modo que los trabajos relacionados con HTML5 y WordPress han subido un 20% durante los últimos tres meses, desde 3.823 y 8.820 trabajos, respectivamente. Por su parte CSS ha aumentado un 15% desde 9.009 trabajos, PHP ha mejorado un 9% desde 39.867 trabajos, jQuery lo ha hecho un 7% desde 3.522 trabajos y MySQL ha remontado un 3% desde 14.017 trabajos.

“El eCommerce está revolucionando el comercio minorista y cautivando el interés de los consumidores españoles”, comenta Clive Pembridge, Country Manager de Freelancer en España. “Mientras que el crecimiento del eCommerce en España se acerca al 20%, las grandes cadenas tradicionales como El Corte Inglés o Blanco, por ejemplo, tienen importantes problemas de financiación. Ahora las PyMEs españolas tienen la oportunidad de crear su tienda online, con casi todas las funcionalidades de un gigante como Amazon, con tan solo unos cientos de euros y empezar a vender sus productos y servicios en España y en todo el mundo”.

“Muchas de las PyMEs abrumadas por sus problemas de liquidez están ahora consiguiendo importantes ahorros de costes en, por ejemplo, tareas administrativas (BPO) que subcontratan y que les permite seguir delante de una forma más eficiente”, añade el directivo, que cree que los escaparates en la calle podrían tener sus días contados.

De los empleos nombrados anteriormente, aquellos vinculados a Android se han disparado en más de 20 puntos porcentuales (desde 4.278 trabajos) mientras que los trabajos para el iPad y el iPhone han crecido ligeramente (11% y 5%) desde 2.035 y 5.294 trabajos. La industria de Modelado 3D ha evolucionado de una forma incluso mayor, un 21% desde 1.463 trabajos, mientras que el Rendering 3D ha crecido un 13% desde 1.388 trabajos y el volumen de trabajo en la Animación 3D se ha incrementado un 6% desde 1.652 puestos. Y, aunque los empleos en Twitter crecieron un 18% (desde 2.232), los de Facebook cayeron un 4% (desde 6.569) y el retorno de la inversión mediante la publicidad en redes sociales se antoja escaso en comparación con los resultados logrados con el “email marketing” tradicional, donde los trabajos han subido un 21% (desde 1.001).

¿Y los de BPO o externalización de procesos de negocios? Las pequeñas y medianas empresas, y no sólo las multinacionales, parecen cada vez más acostumbradas a la subcontratación como forma de ahorrar en tareas administrativas y aumentar en competitividad. Así, este tipo de ocupación ha experimentado un espectacular aumento del 113% (desde 2.945 trabajos), siendo el trabajo que más ha crecido en el Q1.

Por último, se ha percibido un repunte en SEO desde el cuarto trimestre de 2012 (cuando sufrió una caída del 3%), subiendo un 8%, desde 10.147 trabajos debido al uso de estrategias basadas en contenidos. Esto también se refleja en el repunte de la Presentación de Artículos (que se ha incrementado en nada menos que un 54%, desde 1.864 trabajos) y de la Redacción Técnica (un 26% más, desde 3.490 trabajos).

fuente.siliconweek.es

veamos la lista completa:

empleosonlinequemascrecen

 

Los Empleos mas demandados en 2013 serán en el área de tecnología e internet..

Acabamos un año no tan bueno para el empleo y comenzamos un nuevo año con esperanzas renovadas. Pero, ¿cuáles son los empleos más demandados? Para ayudarte en la búsqueda de trabajo haremos un repaso por los sectores más emergentes del próximo año 2013, que te va a ayudar a tener una idea sobre qué empleos son los más solicitados. Si quieres trabajar en uno de los sectores emergentes no debes darle la espalda a Internet y a las nuevas tecnologías. El tratamiento de los datos y la comunicación son otros pilares que despuntarán. Así que, si no quieres quedarte atrás, no te pierdas los trabajos más demandados para el año que viene.
Nuevas tecnologías, diseña el futuro
Las nuevas tecnologías están totalmente implementadas en nuestro día a día. Sin ser casi concientes diariamente usamos decenas de nuevos aparatos que han sido creados por expertos en este sector. Dispositivos móviles, videojuegos, aplicaciones, tabletas, comunicaciones instantáneas… la lista sería interminable. Si quieres formar parte de un sector en pleno crecimiento, no te pierda las profesiones más demandadas relacionadas con las nuevas tecnologías.
1. Desarrollador de Apps. Tanto para móviles como para tablets. Sin duda uno de los puestos con más futuro. No solo los smartphones pueden ser dispositivos que alberguen este tipo de aplicaciones, nuevos aparatos como las tabletas o incluso los ordenadores cada vez son más personalizables con las innumerables aplicaciones que hay en el mercado y tú puedes ser el diseñador de pelotazos como Whatsapp, Angry Birds o Shazam.

2. Web Responsive Designer: ya no sólo vale ser diseñador sino que hay que saber diseñar webs que se adapten a cada dispositivo. Dominar hmtl5 y java scritp es fundamentar.
3. Front end Developer: es la fusión entre un diseñador web y un programador de páginas web y para las empresas de internet y comercio electrónico es uno de los perfiles más buscados
4. Diseñador para experiencia del usuario. Si lo que quieres es diseñar innovadoras e impactantes experiencias online para los clientes, este es tu empleo. El diseñador para experiencia del usuario deberá compaginar la funcionalidad técnica y los elementos visuales de la página web para lograr una experiencia única. Se estima que la demanda crecerá un 6,2% en el año 2012 y la retribución media está entre 71.750 y 104.000 dólares.
5. Diseñador y desarrollador de videojuegos. El diseñador es la persona encargada de desarrollar el esquema, concepto y jugabilidad de un videojuego. Una vez está diseñado, el videojuego pasa a un desarrollador que es el que lo materializa. Podríamos decir que el diseñador es quien piensa la idea y la testa y el desarrollador es el que la lleva a cabo.
Internet y comunicación
El comercio electrónico, las redes sociales y la presencia de las marcas en los medios 2.0 no paran de crecer y eso hace que se vayan a necesitar perfiles profesionales para este sector que si los datos no fallan volverá a crecer entorno a un 30%.
1. Especialista en SEO. Significa Search Engine Optimitzation. Se trata del posicionamiento web en buscadores de las empresas y el responsable de gestionar cómo aparece y donde aparece.
2. Sales Community Manager: La función básica de communiy manager evoluciona y se especializa. Las marcas necesitán personal formado y capacitado para gestionar las oportunidades de venta que aparecen en las redes sociales y el community manager tradicional no tiene la formación para ello. Digamos que sería el resultado de meter en una coqtelera un community manager con un comercial.
3. Customer Service 2.0: En esta misma línea los departamentos de atención al cliente y soporte emigran al mundo digital, así que no te despistes y si trabajas en este sector empieza a pensar en realizar algún curso de web 2.0 y community management.
4. Content Curator: o limpiador y filtrador de contenidos, sus funciones tienen mucho que ver con la gestión de la información para la empresa y la gestión de la forma en que los datos relacionados con la organización aparecen en la web y los buscadores.
5. Ayudante de Networking: realizará las funciones de un trabajador social pero en la red.
6. Blogero : es una actividad que ha pasado de ser un hobbie a una autentica profesión. Las empresas contratan bloggeros para gestionar sus blogs corporativos así que tal vez haya llegado el momento de pensarse si tu hobbies por fin lo puedes convertir en profesión.
7. Personal Brander: la imagen personal de famosos en la red, políticos o grandes personalidades ya está gestionada por verdaderos especialistas. Sin duda el dominio de la comunicación, las rrpp y los medios digitales será imprescindible para desempeñar este puesto.
Tratamiento de datos, cada vez más importante
Cada vez somos más conscientes que nuestros datos personales tienen una gran importancia. La proliferación de Internet ha hecho que los datos se almacenen, se traten y se distribuyan sin ningún tipo de frontera y nosotros tenemos el derecho de saber en todo momento donde están y quien tiene acceso.
1. Analista de bases de datos. Son los encargados de recomendar nuevas solucionesrelacionadas con el almacenamiento de los datos. Estos profesionales también se encargan de investigar los últimos avances en el tema y ayudan a desarrollar la estrategia del negocio, siempre con la mirada puesta en el tratamiento de los datos.
2. Analista de datos de seguridad. Es uno de los perfiles que más se demandarán el próximo 2012. Si quieres dedicarte a ser analista de datos deberáscomprobar los riesgos y la seguridad de los datos, así como investigar sobre las debilidades del sistema actual y hacer recomendaciones para mejorarlo.
3. Abogados digitales. Como hemos comentado antes, Internet ha eliminado fronteras, para bien o para mal. Datos que introducimos en un país con unas leyes determinadas, se almacenan en los servidores de otro país con otras directrices diferentes. Hay veces que esto puede generar conflictos y los abogados especializados en la protección de datos son las personas encargadas de solucionarlos. También intervienen en el tratamiento de los datos de las personas, velan por la correcta aplicación de la ley y que el almacenamiento de nuestros datos sea el correcto.
Arquitectura
1. Arquitecto de entornos sotenibles: la crisis no ha acabado con la construcción, ni muchísimo menos. Conceptos como ahorro energético, eficiencia, sostenibilidad pegan de lleno en la arquitectura. Los precursores como Le Corbusier pusieron la primera piedra pero hoy el fin es construir mejor, más eficiente y con menos viviendas que además sean autosuficientes. Por eso conceptos como Smartgrids y Smartcities serán cada vez más escuchados como conceptos globales y los arquitectos serán los responsables de construir las ciudades del futuro.
Otras profesiones
1. Profesores virtuales: la proliferación de los MOOC, o cursos online masivos gratuitos y la formación online hará necesarios muchos profesores especializados
2. Organizador de eventos digitales: realizar un debate en twitter, como por ejemplo realizo el pasado día el colegio de abogados de Madrid, o organizar un evento virtual, requerirán profesionales que dominen la organización de eventos y los medios digital. Aún es demasiado pronto pero en breve veremos como será un perfil muy demandado.
3. Gestores de riesgos 2.0: dejamos muchos rastros en la red y los especialistas en encontrar esta información formarán parte de departamentos de recobro, gestión del riesgo y prevención del fraude. Muchas entidades financieras ya utilizan estos servicios para controlar por ejemplo el blanqueo de dinero.
4. Maquilladores de muertos: es una profesión que no cubre sus puestos, tal vez puedas imaginar por qué pero si necesitas trabajo ha llegado el momento de planteartelo

5. Mayordomos: ni mucho menos es el perfil de mayordomo que te imaginas sino que es un perfil con una gran preparación y dominio de las tecnologías para hacer la vida más fácil de las familias a las que sirven.

fuente.iberestudios

España: Internet puede ser la solución al desempleo

Los empleos relacionados con las nuevas tecnologías, además de ser los más demandados actualmente, mantienen la tendencia a la alza en los próximos años. Así lo ratifica un informe presentado por el portal de anuncios de trabajo Infoempleo y el instituto educativo Kschool, denominado “Guía de las nuevas profesiones (Guía INKS)” y en cuyas 118 páginas se confirma lo que todos los lectores de Fayerwayer ya sospechaban: Internet es un campo fértil para el empleo.

Basta entrar en cualquiera de las páginas de empleo más conocidas de la Web, Monster, Infoempleo, Infojobs, Laboris… Para darse cuenta de que la mayoría de las ofertas están relacionadas directa o indirectamente con Internet: Diseñadores web, programadores, editores y redactores de contenidos, webmasters, expertos en Seo, en publicidad digital, en analítica web, arquitectos de información… ¿Alguien sorprendido?

Y es que aunque la tasa de desempleo es alta en España, podemos observar que hay ofertas de trabajo relacionadas con las nuevas tecnologías que continúan sin cubrir durante días por escasez de verdaderos especialistas.

Así, la guía en cuestión intenta explicar el vacío existente hoy en día entre lo que las empresas demandan y el tipo de profesionales que forman en las escuelas: El mercado laboral evoluciona más rápido de lo que lo hace la enseñanza y adquirir la formación que nos interesa es un camino que se hace en solitario acumulando experiencias y estudiando por nuestra cuenta.

A lo largo de las cuatro partes en las que se estructura la guía, diversos expertos del sector relatan sus experiencias, definen qué trabajo desempeñan los nuevos profesionales, dan consejos de adónde se dirige el futuro laboral y destacan la importancia de manejar las herramientas que Internet deja a nuestro alcance poniendo especial énfasis en las redes sociales, foros…

Trabajar en las nuevas tecnologías implica actualizarse continuamente para ser competitivo, siempre un reto para los profesionales del medio. Pero ¿y para nosotros, el resto de los mortales?

Lo mismo. Da igual la profesión elegida: todo el mundo necesita definir su presencia en Internet; o estás en la red, o no existes.

¿Qué opináis? ¿Os parece Internet y las nuevas tecnologías imprescindibles en vuestro trabajo o futuro trabajo?

fuente.FayerWayer

Preparando nuestra oficina de comunicación

Las comunicaciones hoy en día son completamente diferentes de cómo lo eran hace quince años. El correo electrónico o emails, se han convertido en una parte importante dentro del mundo informatizado, y puede que la única forma de comunicación que tengas con ciertas personas en tu trabajo en casa. Si piensas como se comunicaba la gente en los negocios a principios de los años ochenta, en oposición de cómo es la comunicación hoy en día, no hay comparación posible. Si viviste en esa época, probablemente usabas el teléfono de la oficina, y puede que hasta una máquina Telex. Sin embargo, los fax entraron en el mercado, luego los teléfono en los coches, y por fin los emails entraron en escena. Las cosas cambiaron mucho después de eso.

Según avanzaba la tecnología, lo que se esperaba de la cantidad de trabajo producido también avanzó. En la actualidad, producimos más trabajo a mucha más velocidad, y las expectativas de una mayor productividad continúan creciendo porque la tecnología no está permitiendo un mayor avance. Con la tecnología a nuestro favor, las posibilidades de realizar nuestro trabajo desde casa se ha convertido en algo normal y sin dificultades en absoluto. Las distancias se han convertido en algo muy difuso, y en la mayoría de los casos da igual estar sentado en una oficina con otros 200 empleados, que en un despacho montado en una habitación de tu casa. Incluso con las conferencias múltiples por teléfono o las videoconferencias con nuestra cámara digital en el PC, las reuniones se pueden hacer al instante y desde muchos sitios remotos a la vez.

Por lo tanto, ¿Cómo debe ser nuestra oficina de comunicación y como podemos comunicar el entorno virtual de nuestro negocio en casa? Una gran parte de nuestro negocios, ya trabajes por tu cuenta o lo hagas para una compañía, necesita una comunicación óptima para realizar el trabajo adecuadamente. Muchas de las herramientas que mencionamos a continuación son solo aconsejables dependiendo del trabajo que vas a hacer en tu oficina doméstica, pero se debería tener en cuenta. Lo cierto es que hay que aprovecharse de la tecnología que se nos ofrece, y usarla para tener más libertad en nuestra oficina en casa:

* Para empezar y por supuesto de forma imprescindible, un teléfono móvil. Podrás estar comunicado en cualquier momento y seguir gestionando tu trabajo incluso si te has ido a dar una vuelta a la calle.
* No es mala idea tener una PDA con acceso a Internet o como se ha mencionado, una tarjeta 3G. Podremos tener acceso a nuestras cuentas y recibir y mandar correos en todo momento, incluso cuando viajemos.
* Un asistente virtual o servicio de atención remoto, puede ser muy provechoso para tu negocio. Puedes estar en el sótano de tu casa trabajando, pero las personas que llamen recibirán una contestación profesional cuando llamen como si estuvieras en una oficina.
* Con la video conferencia, te puedes comunicar cara a cara con tus clientes o compañeros de trabajo, en cualquier lugar del mundo.
* Si tienes que hacer presentaciones, una combinación de Internet y un software apropiado para presentaciones, te permitirán comunicarte con muchas personas en tiempo real mientras ven tus presentaciones en diferentes lugares. Hay varias empresas que ofrecen estos servicios, como es el caso de Sonexis.

Elementos que necesitamos en nuestra oficina casera

Aunque trabajes en casa en tu propia oficina diseñada por ti, si tu trabajo implica tener que desplazarse de vez en cuando a las oficinas de un cliente o lejos de tu casa, probablemente consideres comprarte un ordenador portátil en lugar de un ordenador de sobremesa. Con un portátil siempre tendrás tus documentos y archivos contigo, y no tendrás esos incómodos momentos en que se te han olvidado unos documentos importantes en la oficina, mas que nada, por que la oficina está contigo. Aunque la idea de llevar siempre un ordenador encima puede que no se para todos, hay modelos muy ligeros que son muy potentes. Lo importante es llevar una buena bolsa para llevar el ordenador y algunos documentos extra que necesitemos.

Si el problema es que no te gusta usar el tecleado del portátil y la pequeña pantalla del portátil, hay otras soluciones. Para hacer el uso de tu ordenador portátil es casa más eficiente, puede usar una estación de conexión donde solo hay que enchufar nuestro portátil. Las estaciones de conexión hacen fácil tener un monitor, un teclado y un ratón estándar, aparte de una impresora, fax, un escáner y otros periféricos, siempre conectados y listos para ser usados. Si conectas tu portátil a una estación de conexión, lo puedes usar como si fuera un ordenador de sobremesa, y no tendrás que preocuparte de transferir o sincronizar archivos a otro ordenador.

Si no tienes que viajar y no necesitas tener acceso a todos tus archivos, puedes comprar el tradicional ordenador de sobremesa. Asegúrate que tienes bastante espacio en el disco duro y memoria para ejecutar varios programas a la vez. Hoy en día no es problema conseguir un buen ordenador por un precio razonable, y además de unas características excelentes. Si vas a tener que hacer muchos trabajos con gráficos (animación, fotografía o ilustraciones), necesitarás un buen procesador, más memoria y una buena tarjeta gráfica.

Puede que ya tengas parte de los componentes para poner en marcha tu negocio en casa. Otros equipamientos que van a ser necesarios para tener en tu futura oficina, son los siguientes elementos:

* Una impresora láser es necesaria si tenemos que imprimir documentos con una buena calidad. La podemos comprar en blanco y negro o color, lo cual dependerá de lo que queramos. Si es solo para documentos escritos, con una de blanco y negro bastará. Si lo que necesitamos es imprimir gráficos, fotografías o presentaciones, puede que sea mejor la de color.
* Tener una máquina fax es algo que tarde o temprano necesitaremos. De todos modos, también tenemos la opción de obtener un servicio de fax online.
* Un reproductor y quemador CD/DVD. Esto es importante por muchos motivos, donde uno de los más importantes es hacer un backup de forma regular de todo tu trabajo. También no vendrá bien para poder llevar nuestro trabajo en disco a otros sitios o hacer entregas a terceras partes si fuera necesario.

Aunque no se ha mencionado de momento, y ya lo damos por hecho, una de las cosas más importantes que seguramente vamos a necesitar, es una buena conexión ADSL. Hay un 95 por ciento de posibilidades de que tu trabajo se realizará principalmente por Internet. Si te vas a dedicar a marketing en Internet tal como explico en esta misma Web, entonces tener Internet en casa es imprescindible. Uno de los puntos más agradables de trabajar desde casa, es la posibilidad de viajar y seguir desarrollando el trabajo en cualquier lugar del mundo. Lo único que necesitamos es nuestro ordenador y una buena conexión a Internet. Por este motivo, hace tiempo que contraté una conexión de banda ancha mediante tarjeta 3G. Con este tipo de conexión, puedes tener Internet en cualquier lugar, incluso en los sitios más remotos. Paso cierto tiempo al año en la costa, para ser más exacto en Benidorm, y gestionar todos mis sitios Web y afiliaciones observando el mar desde mi terraza, es algo que no tiene precio. No hace falta tener un teléfono fijo, ya que la conexión la proporciona la tarjeta 3G. Para hablar por teléfono utilizo el móvil.

Sobre el software que necesitamos, si ya llevamos cierto tiempo con ordenadores, sabremos exactamente lo que debemos tener. En primer lugar, el paquete de Windows Office nos será de gran ayuda, aunque existen otro tipo de editores de texto, hojas de cálculo, etc. De todos modos, aconsejo las herramientas que vienen con Office ya que son las más conocidas y funcionan perfectamente (Word. Excel, PowerPoint, etc.). Tener también Adobe Acrobar Reader nos será de gran ayuda ya que muchos de los documentos que manejemos vendrán en formato PDF. Tener más de un navegador de Internet también es aconsejable. En mi caso tengo Internet Explorer 8 y el navegador Firefox.

Tener un buen programa de correo es importante ya que lo utilizaremos hasta la saciedad. En la siguiente y última parte del artículo, veremos algunos de los puntos de nuestra oficina casera relacionadas con la comunicación y algunos servicios tecnológicos que puede que consideremos tener.

Poner en marcha una oficina virtual

Vamos a hacer una suposición. Estas viviendo en Madrid y te contrata una compañía que está en Nueva York para que te encargues de su sector de ventas en España, pero lo ciertos es que estás en los años ochenta. ¿Cómo estarías en contacto con la oficina de nueva York? Probablemente tendrías que usar el teléfono para dar contactar y dar novedades cada dos o tres días, y también tendrías que escribir correos y enviar faxes para los documentos. Alejarse demasiado del puerto de trabajo sería también complicado porque toda la información estaría en papel sobre grandes estanterías, y perder llamadas telefónicas podría suponer un problema. Suponiendo que ya tuvieras uno de los ordenadores de la época, no sería de mucha ayuda dado su tamaño y volumen. Aparte de esto, no es demasiado portable para llevar con uno mismo. Ahora veamos lo mismo desde una perspectiva actual. Te ofrecen el mismo trabajo pero ahora mismo. ¿Cómo estarías en contacto con esta compañía que está al otro lado del océano.

En este caso probablemente usarías el correo electrónico, y además los usarías muchas veces al día. También accederías a la red corporativo en Nueva York al empezar a trabajar pudiendo descargar y subir archivos al instante. También tendríamos disponible programas de Chat o para poder realizar conversaciones a tiempo real entre colaboradores y compañeros de trabajo en Nueva York. Moverse del puesto de trabajo sería algo muy sencillo: solo tendríamos que coger nuestro ordenador portátil y teléfono móvil, irnos a tomar un café a un área con wifi disponible y conectarnos con la ofician en Nueva York mientras almorzamos. Todos estos escenarios demuestran como los avances tecnológicos han hecho que trabajar remotamente se más fácil, rápido y barato. Esto es nos viene increíblemente bien a los que trabajamos desde casa, ya sea mediante marketing, afiliaciones o por medio de una empresa. Hoy en día, el término más común para esta actividad es el teletrabajo. Como un teletrabajador, te puedes montar una oficina virtual productiva desde tu casa y realizar el mismo trabajo como si estuvieras en una sala de la compañía. De hecho, esto te da la opción de elegir el lugar del mundo que prefieras para trabajar. También expansionar las posibilidades de trabajar en cualquier parte si tener que movernos.

Las oficinas virtuales no son solamente para el beneficio del empleado. Las compañías pueden recortar gastos al no tener que abastecer de un espacio totalmente equipado en la oficina, y pueden encontrar y contratar gente cualificada que no quiere desplazarse en cualquier parte del mundo. Algunos otros beneficios corporativos incluyen aumentar la productividad y mantener una ciudad más limpia al quitar coches, que de otra manera tendrían que ir y venir a la oficina todos los días. La tecnología para poner en marcha nuestra oficina virtual ya está preparada, pero ¿lo estás tu? Hay varias herramientas que podemos usar si vamos a poner una oficina virtual y algunos buenos consejos para adaptar y mantener una buena productividad.

Lo primero es elegir el espacio donde vamos a desarrollar el trabajo. Esto parece lo más sencillo, y de hecho puedes trabajar desde una cafetería, en el jardín de tu casa o incluso en la cama si quieres. Lo que tienes que hacer es elegir un sitio donde estés cómodo y libre de distracciones a lo largo del día, lo cual se traducirá en una mayor productividad satisfacción personal. Digamos que ya has elegido el lugar donde vas a empezar a desarrollar el trabajo que vas a hacer. Es momento de poner en orden las herramientas que vas a necesitar.

Montarte la oficina en casa

Si vas a trabajar desde casa de forma total o temporal combinándolo con tu trabajo diario, o simplemente te dan en tu empresa la opción de poder realizar el trabajo desde la comodidad de tu hogar, lo primero que hay que pensar es en poner en marcha una oficina en casa que nos resulte cómoda y útil. Trabajar desde casa puede ser una experiencia muy entretenida y provechosa, o también puede ser escalofriante si es la primera vez que das este paso. Seguramente te encanta la idea de libertad, flexibilidad y la relajada atmósfera que puede tener una oficina puesta en tu propia casa. La simple idea de trabajar en pijama o en pantalones cortos puede ser algo que ni siquiera nos habíamos planteado nunca.

Lo cierto es que trabajar desde casa es algo que cambia totalmente el sentido del trabajo en si. Yo llevo ya algunos años realizando todo mi trabajo desde mi casa, y difícilmente podría volver a acostumbrarme a estar en una oficina normal con todo lo que eso conlleva. De todos modos, si no lo hacemos bien, puede ser frustrante. Por ello se debe poner todo de forma correcta y siguiendo algunas reglas básicas que tendremos que seguir. Dichas reglas están puestas basadas en la situación en la que estás, lo que mejor puede funcionar para ti, y el tipo de trabajo que vas a realizar. Por supuesto, en este último punto daremos por hecho que te vas a dedicar al marketing en casa, aunque si se trata de otro tipo de actividad, algunos puntos pueden variar.

Lo primero es seleccionar el sitio donde vamos a trabajar en casa y poner todo en marcha. Lo mejor es elegir un sitio especial de la casa en el que nos sintamos cómodos y que tenga una buena iluminación. Por supuesto, debe ser un sitio donde los ruidos externos no nos molesten ni interrumpan. Hay que minimizar las distracciones que están en nuestras inmediaciones, como por ejemplo la televisión, paso de personas, video consola, etc. Esto no significa que podamos tener música a un volumen razonable, ya sea con nuestro equipo de música o el propio ordenador.

Hay que empezar a organizarse en la habitación que hayamos elegido. La mesa debe ser espaciosa para que quepa sin problemas nuestro ordenador, impresora, papeles y documentos, y por supuesto, nuestra taza de café (esto último no es imprescindible). Una vez que lo tengamos puesto en marcha, lo mejor es ponernos nosotros mismos un horario, flexible por supuesto, pero con unas horas definidas. El horario debe estar pensado de tal forma que combine con nuestros ciclos más productivos. Todo el mundo tiene un momento del día donde trabaja más y mejor. Debemos encontrar el nuestro y priorizar esta hora en cuestión (siempre que tengamos control sobre nuestro horario).

Nos podemos poner algunas reglas, como por ejemplo los momentos de descanso o algún momento de la jornada para salir de casa a dar una vuelta o ir al gimnasio durante una hora. Otra regla es no dejarnos llevar demasiado por la tentación de navegar por Internet en cosas que no estén relacionadas con la actividad que estemos haciendo. Ya se que esto es algo difícil, y aun hoy, yo sigo rompiendo esta regla y me encuentro viendo cosas por Internet que no tienen nada que ver con lo que estoy haciendo. De todos modos, hay que hacer un pequeño esfuerzo para no dejarnos llevar demasiado.

También debemos imponernos una hora de finalización de nuestras tareas. Cuando trabajamos desde casa, es fácil perder la noción del tiempo y es frecuente encontrarnos a las 23:30 o más tarde, totalmente inmersos en el trabajo. Se trata de disfrutar del trabajo y sentirnos bien, no volvernos unos adictos al trabajo. Por supuesto, el trabajar en casa motiva mucho y más si trabajamos para nosotros mismos, pero debemos recordar que la adicción al trabajo es mucho más elevada entre las personas que trabajan desde casa.

Trabajar en casa también puede ser un motivo de aislamiento. Debemos tener cuidado con esto y obligarnos a socializar como lo haríamos normalmente. La mayoría de la gente no tendrá problemas con este punto, pero estar tantas horas solo en nuestra oficina casera nos puede aislar de nuestras actividades sociales. En jornadas intensas de trabajo, nos podemos encontrar fácilmente trabajando 10 horas sin decir una palabra. En este tipo de jornadas, haz descansos para hablar con la familia o haz alguna llamada para hablar con tus amistades.

Cómo crear un negocio en casa , segunda parte

En un negocio online, es primordial tener un sitio Web propio con lo que mostrarle al mundo nuestros productos o servicios que ofrecemos. En marketingencasa.com, tenemos un bueno curso de diseño Web que ayudará a crear esa atractiva fachada de nuestro negocio, pero aun así y con motivos de hacer este tutorial lo más completo posible, haremos una revisión en detalle de cómo poner en marcha tu dominio. Construir tu sitio Web puede ser bastante simple o muy complicado. Depende mucho de las herramientas que usas y las funciones que necesitas en tu sitio Web. Si dicho sitio no requiere muchas funciones interactivas o gráficos complicados, puedes utilizar una plantilla o páginas predeterminadas que están a la venta u ofrecidas por el sitio donde vas a alojar tu dominio.

Se debe tener en cuenta antes de comprar cualquier software especificado para diseñar una tienda virtual, que tenga disponibles un buen shopping cart y herramientas comerciales. Tiene también sentido poner inicialmente en marcha tu sitio Web usando este tipo de software, y según el negocio vaya creciendo, rediseñar el sitio con algún programa que tenga más funciones y más flexibilidad, o incluso hacer un diseño profesiones si las cosas van muy bien. De este modo podemos comprobar que todo vaya según lo pensado sin tener que gastarnos mucho dinero desde el principio sin tener garantías de que es lo que estamos buscando.

Si lo que prefieres es diseñar tu propio sitio usando algún programa tradicional de diseño Web, puede tener un mayor control sobre el aspecto, la sensación que transmite o incluso la funcionalidad. El problema de esta última opción requiere tiempo, habilidad y algo de talento creativo. Si nunca has trabajado con HTML o páginas Web y no entiendes demasiado bien como funcionan, entonces llevará un esfuerzo añadido ponerlo en marcha y funcionando. Si el tiempo no es problema, entonces adelante. Lo ideal es buscar manuales en Internet, libros sobre el tema y descargarse simuladores que nos vayan mostrando como hacer las cosas. Los propios editores HTML suelen llevar ayudas y tutoriales integrados que nos pueden dar una buena idea de cómo funciona esto.

Imágenes digitales y gráficos

No hay que olvidarse de los gráficos. Es una cosa que indudablemente necesitaremos en mayor o menor medida y en algún momento. Hay muchos gráficos e imágenes por Internet, y la se suelen utilizar en diferentes sitios al mismo tiempo. Normalmente, si los visitantes ven la misma imagen en varios sitios, no se lleva una buena impresión de ninguno de los sitios. Si puedes, crea tus propios gráficos, imágenes e iconos usando algún buen programa de ilustración, como Adobe Illustrator o Corel Draw.

También tendrás que editar imágenes para hacer algún tipo de modificación de tamaño, diseño, añadir filtros o efectos, etc. Un programa bastante popular para realizar todo esto es el Adobe Photoshop, del que seguramente habrás oído hablar. Hay ciertas limitaciones a la hora de hacer cambios porque pueden afectar la calidad de la imagen, pero poder retocar gráficos mejorará enormemente nuestro sitio Web.

Otra opción es comprar fotografías y gráficos de alta calidad y definición en tiendas virtuales especializadas. El precio varias dependiendo donde las compremos y del tipo de que sean, pero suelen ser imágenes que captan la atención al instante y mejorarán el aspecto de nuestro dominio considerablemente. Hay sitios en Internet donde ofrecen imágenes de forma gratuita. Solo es cuestión de buscar y navegar por la red.

Crear tus propias imágenes e ilustraciones

Si estás vendiendo productos en tu sitio Web probablemente vas a necesitar fotos de dichos productos. A mucha gente no le gusta comprar algo que no ha visto. Si estás distribuyendo productos de un fabricante, dicho fabricante seguramente te podrá enviar fotos, archivos electrónicos con imágenes, o simplemente enviarte a su página Web para descargarte los archivos tú mismo. Si estás vendiendo tus propios productos y accesorios, tendrás que tener fotos de estos objetos en un formato que se ajuste a tu sitio Web.

Tienes tres opciones para conseguir imágenes digitales de tus productos, o lo que quieras poner sobre tu sitio Web. Puedes comprar una buena cámara digital o hacer fotos con tu cámara habitual y usar un scanner para pasarlas a formato digital. Las cámaras digitales están actualmente a muy buen precio y se pueden comprar online incluso online en sitios Web como eBay. Igualmente pasa con los scanner, aunque estos son algo más caros.

Recuerda que muchos de estos archivos gráficos son grandes en tamaño. Para ponerlos en tu sitio Web sin que ocupen demasiado espacio y que la página se muestra lo más rápido posible, puede que tengas que optimizar dichos gráficos. Aquí es donde entra en juego el software antes mencionado, donde podremos dejar el gráfico a un tamaño menor y sin que se pierda la calidad. Cuanta más pequeña sea la imagen, antes se cargará la página Web y más lo agradecerá el visitante.

Otra posibilidad cuando diseñas tus propias páginas Web, son adaptar plantillas ya creadas a tu sitio Web haciendo ciertas modificaciones. La mayoría de los editores HTML vienen con plantillas que puedes editar para que se ajusten a tus necesidades. Es una buena manera de para introducirte en el diseño Web – usar plantillas pre-configuradas que otros ya han preparado. Esto nos puede proporcionar un aspecto bastante profesional lo cual incidirá positivamente a la hora de realizar negocios.

Una manera de personalizar tu Web y seguir usando plantillas, es crear tus propios gráficos tanto superiores como laterales y que coincidan con las dimensiones de los que tienen las plantillas. Usando las mismas medidas no asegura que el tamaño de toda la estructura quedará igual y nada se verá fuera de lugar.

Puedes incluso cambiar la paleta de colores que tiene el sitio. Hacer coincidir el sitio con el color de tu logo y crear una apariencia similar en todos los elementos, hará que todo el sitio Web tenga un aspecto constante y dará una sensación de linealidad. Pero, ¿Qué es eso de constancia y linealidad? Podemos decir que es la impresión que tienes cuando ves algo. Para un visitante, es muy importante que pueda navegar por un dominio Web con una apariencia que no varíe demasiado según está pasando de una página a otra. Está demostrado que si hacemos la primera página de una manera, y las tres siguientes totalmente diferentes en el aspecto visual, el visitante se puede confundir y perder interés en la Web.

Algunos consejos de diseño

El color blanco es tu amigo – De la misma manera que folletos impresos, tu sitio Web tendrá un aspecto mucho mejor con un buen balance de gráficos, texto y espacios en blanco. Usa el espacio en blanco para definir mejor y llamar la atención a tu sistema de navegación. No solo tu sitio tendrá un mejor aspecto, sino que se cargará mucho más rápido.

Una de las metas que tienes en diseñar tu sitio Web, es hacer que la experiencia sea buena para tus visitantes. Si tu sitio es lento y tarda mucho en cargar, tus clientes en potencia se convertirán en clientes potenciales de otros. No todo el mundo tiene un acceso a Internet de banda ancha, por lo que mantén tu sitio rápido y fluido.

Quién eres y que haces – Debe ser algo inmediatamente obvio en la página principal cuando alguien llega a tu sitio. La estructura de navegación es crítica. No hagas que tus visitantes tengan que pensar como pueden encontrar algo – hazlo tremendamente claro. De hecho, algunos expertos dicen que no se debería dejar más de in clic de distancia a algo que se puede vender (asumiendo que vendes productos en tu sitio).

Dales lo que necesitan – No hagas de tu sitio un bloque exagerado de textos. Haz las páginas no demasiado largas, concisas y al tema. La gente que llega a tu sitio no leerá frases excesivamente largas. Hay que decir las cosas de una forma abreviada pero de tal manera que les deje convencidos y tomen una buena decisión si están pensando comprar algo.

Por ejemplo, si estás vendiendo productos relativamente complicados que tiene un montón de especificaciones para comparar, ponlo fácil para tus visitantes. Incluye enlaces a toda la información relativa al tema que puedan necesitar. Lo mismo ocurre con las fotos de los productos. Pon fotos de pequeño tamaño en la página principal de descripción del producto, pero ponles un enlace a una imagen más grande para que el posible comprador pueda ver con más detalle la foto si quisiera.

Una buena navegación – Ya se ha comentado algo sobre esto, pero merece la pena insistir en otros detalles de este punto. No importa lo bonita que sea tu sitio Web, si es difícil navegar por el o si no dejas claro la temática que ofrece, puedes estar perdiendo dinero. Lo que tienes que pensar de tu sitio Web es su propósito y función, y con esto no hablamos de los bonitos gráficos, los colores o las animaciones flash.

No utilices páginas de presentación o previas antes de llegar a la página principal. Esto no ayuda ni mucho menos a tu Web. Recuerda que muchos navegantes están haciendo al mismo tiempo otra cosa o están navegando en horas de oficina y no tienen que hacer las cosas rápidamente. Si poner páginas previas a la homepage, lo único que harás crispar los nervios de tus posibles clientes.

Contactos reales con tus clientes – Asegúrate de que los visitantes a tu sitio Web te pueden encontrar en el mundo real cuando lo necesiten, o al menos que tengan una dirección o correo de contacto. Incluso aunque tu negocio sea un negocio online, deberías tener una dirección donde te puedan localizar en caso de necesidad. Esto dará confianza al comprador y te dará a ti legitimidad como vendedor con todas las palabras.

Optimiza tu Web para buscadores – Bueno, este paso ya está sobradamente explicado en nuestra Web, y es así porque es uno de los pasos más importantes con los que te enfrentarás. Las técnicas SEO se usan precisamente para atraer un gran número de visitantes a tu sitio Web, y no cualquier tipo de visitante, sino usuario qué explícitamente están buscando lo que ofreces. Esto es algo que debemos hacer desde el principio y según vayamos añadiendo contenido nuevo a nuestro dominio.

Opción de que nos hagan la página Web

Puede que después de leer esta última sección sobre diseño Web y la que puedes encontrar aquí, hayas decidido que lo mejor para ti es contratar a un profesional para que lo haga todo. Solo una palabra de aviso – ¡No es barato! Si sabes que tu negocio en la red va a tener mucho movimiento tanto de visitas como de procesos de compra-venta y acciones interactivas, probablemente esté tomando la decisión correcta. Aun así, ya estás avisado de que no es barato.

De todos modos, contratar a otra persona para que ponga en marcha el sitio Web, sigue requiriendo bastante trabajo y planificación. Serás tú el que tenga que proveer al diseñador de palabras, imágenes de tus productos, el propósito y estructura de lo que necesitas, y bastante orientación. Muchas empresas de diseño Web ofrecen asistencia en la planificación y consejos sobre lo que funciona y lo que no, pero tendrás que seguir estando en el centro del huracán si quieres conseguir lo que tienes en mente.

Una vez que tengamos nuestra página Web ya preparada para ponerla en funcionamiento, necesitaremos ponerla en un sitio donde todos los internautas puedan acceder a ella. Para ello deberemos buscar un buen plan de hosting. Para ello, una idea es hacer una lista de todas las cosas que tu sitio Web va a hacer y luego añadir nuevas funciones que quieres añadir en el futuro. Planéalo con un margen de unos 5 años, aunque luego te registres por uno o dos años y luego vayas renovando.

Hay que buscar un sitio donde aparte de que el precio sea competitivo, ofrezca varios paquetes y multitud de servicios para que podamos comparar y ver que es lo que más se ajusta a lo que estamos buscando para nuestro negocio online. Los servicios que ofrecen variarán dependiendo de lo que queramos pagar y por tanto nos encontraremos con más o menos recursos a usar, pero como mínimo debemos exigir que tenga los siguientes elementos:

* Estadísticas del sitio sobre cuantos visitantes han llegado a tu sitio Web y qué páginas han visitado, como también el tiempo que han estado en nuestro sitio.
* Un software FTP para subir los ficheros al servidor Web.
* Cuentas de correo o email para asociar a nuestro negocio para poder contactar y que nos contacten nuestros clientes. Si nos ofrecen un servicio de auto respondedores, mucho mejor ya que nos puede simplificar el trabajo cuando alguien requiera información y estemos muy atareados.
* Funciones SSL y otras medidas de seguridad utilizadas en los movimientos comerciales en la red.
* Una cuenta con un nuestro propio panel de control para administrar las funciones de tu sitio Web desde tu navegador. La mayoría ya ofrecen este recurso.

Hay otras funciones que las empresas de hosting, por lo que es importante investigar las opciones. Una compañía bastante aconsejable y que ofrece varios paquetes diferentes de hosting y compra de nombres de dominios, y sobre todo a los mejores precio que he podido ver en la red, es la compañía internacional Godaddy.com, la cual es reconocida mundialmente.

Hay algunas cosas de las que tenemos que estar avisados eligiendo un hosting que ofrece muchas cosas para deslumbrarnos. Ten cuidado con las empresas que ofrecen transferencia de datos sin límite y almacenamiento ilimitado para que pongas todo lo que quieras. Estas cosas les cuestan dinero y ellos asumen que tu sitio y otros no usarán tanto como piensas, pero cuando tu uso se incrementa considerablemente, se te empezarán a cobrar recargos muchas veces abusivos.

Lo importante aquí es tener un hosting que nos permita concentrarnos totalmente en nuestro negocio online y no nos de problemas que nos desvíen de lo que realmente importa, que es hacer que nuestro negocio en casa vaya como la seda.

Cómo crear un negocio en casa , primera parte

Hay varias formas de crear un negocio en casa y nuestra Web Marketingencasa.com, ya a mostrado por medio de sus tutoriales y guías, algunas formas de hacerlo. Sin embargo, la formula no significa que no haya más maneras y formulas para lograrlo. Damos a continuación un manual online de cómo crear tú negocio en casa paso por paso, y esperamos que sirva como orientación en todo momento mientras logres tus éxitos online.

¿Qué es lo que se necesita para poner en marcha un bonito y efectivo negocio en Internet? ¿Mucho dinero? En ocasiones si, pero no es siempre de esta manera. ¿Mucha habilidad? En muchas ocasiones si. Crear tu negocio desde casa puede ser una tarea ardua y larga, o se puede hacer relativamente de forma entretenida y casi sin darnos cuenta. Por supuesto que requiere un gran trabajo, pero depende como lo hagamos, será más o menos complicado y duro.

Hay muchas maneras para que tu sitio Web quede puesto en escena y comience a realizar ventas. En esta guía, nos centraremos en hacer que esto pase. Veremos algunas opciones en lo que a herramientas se refiere y otros elementos más complicados que hará que tu Web sea un sitio de confianza para tus posibles compradores.

Comencemos por el principio

Dependiendo del propósito de tu sitio Web, necesitarás algunas pocas o muchas herramientas para hacer que tu sitio Web funcione adecuadamente. Lo primero que tienes que hacer es preguntarte estas cuestiones:

1 – ¿Vas a diseñar tu mismo el sitio Web? Si es así, necesitarás:

* Experiencia o algún curso en diseño Web, a no ser que elijas la plantilla y herramientas que normalmente van incluidos en los servicios ofrecidos por el proveedor de Internet.
* Un buen ordenador con suficiente memoria. A partir de 128 Mb es lo adecuado, y un disco duro de al menos 6 GB será necesario.
* Un buen programa de diseño Web. Yo sigo aconsejando el Dreamweaver como editor estrella para hacer páginas Web. Hay miles por lo que elige el que más te guste. También necesitaremos el software tradicional que viene con Windows en Office, como es el Word, Excel, etc. Por regla general, ya tendremos esto en nuestro equipo instalado.
* Un scanner o cámara digital, para echar fotos de los productos o servicios que queremos vender.
* Un software para editar imágenes. Hay muchos y algunos muy buenos que son gratuitos. Yo tengo Adobe Photoshop y funciona a la perfección para este tipo de ediciones.
* Un software FTP para subir los archivos al sitio Web. Sigo aconsejando Cute FTP como el mejor programa de este tipo que he usado.

2 – ¿Vas a vender productos desde tu propio sitio Web? Si es así necesitarás:

* Una forma de aceptar pagos. Hay varias maneras, de las cuales aconsejo PayPal porque de momento no he tenido problemas de ningún tipo. Se hablará de esto más adelante.
* Un software de “Shopping Cart” o tablero de compras que nos ayudará a mantener las ordenes de compras organizadas y bajo control. PayPal ofrece este servicio también aunque hay infinidad de productos relacionados.
* Servidores seguros si vas a aceptar tarjetas de crédito u otra información de pagos personales online.
* Algún tipo de software, u otros procesos, para mantener un seguimiento de los inventarios y órdenes.

3 – ¿Tienes un gran número de productos o servicios que necesitan ser listados en tu sitio Web? Si es así, necesitarás:

* Una base de datos de nombres de productos, descripciones, precios y fotos.
* Un sistema para establecer una numeración en los productos.
* Un sistema para la gestión del inventario.
* Un conocimiento de cómo incorporar la base de datos en tu sitio Web.

4 – ¿Necesita tu producto o servicio sonido, video o animaciones? Si es así, necesitarás:

* Equipamiento para capturar video y/o audio.
* Software para editar tus clips de video y audio.
* Software para poder crear animaciones.
* Una buena conexión de banda ancha a Internet. Esto no solo es necesario en este punto, sino que es conveniente en todos los aspectos de tu negocio en casa. Hablaremos más tarde de esto.

Dependiendo de cómo hayas contestado a las anteriores preguntas, necesitarás un buen ordenador, con una buena conexión a Internet para poder mandar correos, mantener tu sitio, etc.

Entremos un poco más en detalle sobre las herramientas que necesitaremos para poner en marcha nuestro negocio en casa lo cual es parte primordial y que debemos empezar a ver desde el principio. Básicamente, si quieres vender productos y recolectar pagos electrónicos, necesitarás lo siguiente:

1 – Un Merchant account, o cuenta de mercado, que es una cuenta donde podrías recibir pagos por medio de tarjetas de crédito.

2 – Un software para reunir información – Estos programas se llaman “Shopping Carts” y hablaremos más delante de su funcionamiento.

3 – Un software para procesar las transacciones y enviar información a todas las partes involucradas (tu banco, su banco, etc.)

4 – Un servidor seguro. SSL (Secure Socket Layer) encriptará los datos y los enviará a un servidor seguro donde no puede ser interceptado por una tercera persona.

Merchant Account

Una cuenta de este tipo, te permite aceptar y procesar pagos con tarjetas de crédito ya sea de forma manual pasando la tarjeta por un tarjetero, introduciendo un número, o a través de un sitio Web. Hay muchos cargos asociados con la aceptación de tarjetas de crédito y dependiendo del servicio que contratemos, se deberán leer detenidamente las condiciones. Hay varios sitios donde ofrecen este servicio, como por ejemplo chronopay.com o imglobalpayments.com.

Si no planeas aceptar tarjetas de crédito, entonces no tienes que preocuparte de tener un merchant account. Por un lado, te estarás ahorrando algunos dolores de cabeza relacionados con las tarjetas de crédito, como posibles fraudes, aunque está demostrado que es un medio bastante seguro. Por otro lado, algunas estadísticas dicen que estarás rechazando un ochenta por ciento de ventas si no aceptas tarjetas de crédito. Realmente depende de lo que estás vendiendo y como haces la entrega. Si es un servicio que tiene que ser enviado y entregado, lo puedes hacer tranquilamente por medio de cheques, transferencia bancaria u otro método conocido. Si estás vendiendo productos o servicios online, probablemente necesites un merchant account.

Si ya tienes algún tipo de negocio que acepta tarjetas de crédito, entonces puedes simplemente coger la información de la tarjeta y procesarla manualmente usando la cuenta que tengas. No se necesita ninguna cuenta especial para transacciones por Internet.

El proceso manual de tarjetas te da la ventaja añadida de mantener información de la tarjeta y cobrar al cliente cuando el producto es enviado. Recuerda que si un producto no puede ser enviado en 30 días después de haberlo pedido, hay que notificar al cliente por el retraso. A mucha gente no le gusta pagar por algo que todavía no han recibido, y un pago con tarjeta en tu sitio Web hará justamente eso. La transacción es realizada en horas o días, mucho antes de que el cliente reciba el producto.

Pago electrónico

Hay otras opciones de pago aparte de con tarjeta, como por ejemplo PayPal, que te permiten crear cuentas para aceptar pagos de clientes sin necesidad de un merchant account. Siguen habiendo cargos y limitaciones, pero también ventajas que se pueden ajustar a tu forma de trabajar y por ello merece la pena tenerlo en cuenta.

Shopping Cart

Vamos a asumir que ya tienes un merchant account u otro método alternativo de pagos. Ahora necesitas un modo de poder hacer que tus clientes potenciales seleccionen los productos que quieren, ver los precios, eliminar objetos que previamente han elegido pero que han cambiado de parecer, hacer el pago, ver información de entregas o cancelar una compra si hiciera falta (esperemos que la última parte no ocurra frecuentemente). Tener un buen software que nos presente y ofrezca todo esto es muy importante para un sitio Web con ideas comerciales. Cuanto más fácil e intuitivo sea para los posibles compradores, mas ventas y éxito tendrá tu Web comercial.

Por lo tanto, ¿Cómo conseguimos ese interfaz gráfico con los botones de “comprar” y demás iconos que debemos incorporar a nuestro sitio Web? Bueno, tenemos la opción de empezar a leer algún libro de programación y dedicar algunos meses o años en crear nuestro propio shopping cart, o conseguir un software ya hecho lo cual es la mejor opción. Hay un montón de programas muy buenos que han sido probados a lo largo de los años y por ello, todos los fallos que han ido teniendo, ya están solucionados. Algunos muy buenos son PDG Software y Shop-script, aunque aconsejo que nos informemos bien de todos los disponibles.

Independientemente del que elijas, porque hay cientos, ¿qué debemos buscar en un software de estas características? La mayoría de estos programas tiene la opción de quitar y poner las herramientas que veamos más adecuadas y dejar la plantilla como queremos que sea. También tenemos la posibilidad de dejar las páginas de pedido con la apariencia del resto de páginas de nuestro sitio Web. Esto es importante para no romper la estética de nuestra Web. El software que elijamos debería tener:

* Capacidad de manejar SSL.
* Ser interactivo con servicios de autorización online.
* Herramientas para la administración de los procesos de ventas.
* Herramientas de gestión para manejar tu tienda virtual.
* Funciones de comercio que te permita vender más productos.
* Funciones para hacer un seguimiento del inventario.
* Mantenimiento de productos y herramientas para categorizar.
* Herramientas para poder revisar las ordenes y de confirmación.
* Calculadoras para calcular las los impuestos en las ventas.
* Posibilidad de seleccionar varios productos.
* Notificaciones de pedidos por email.
* Funciones de ayuda.
* Funciones de búsqueda.
* Funciones de descuentos.
* Posibilidad de variaciones en los precios basados en las opciones de selección de productos.
* Poder importar la base de datos de los programas que normalmente uses para organizar la línea de productos, como por ejemplo Excel o Word.

Cuando tengas elegido el software que se ajusta a tus necesidades, debemos recordar ciertas cosas, como por ejemplo revisar los servicios de soporte y la documentación existente. Es bueno, antes de comprar el software, visitar otros sitios Web que ya estén usando el programa. Si puedes contactar con el administrador de la Web, mucho mejor.

Si estás diseñando y creando tu mismo el sitio Web, revisa si hay componentes que se pueden integrar en el edito que usas para facilitar la integración de software en tu Web. El editor HTML Dreamweaver tiene algunas de estas características lo cual hace bastante sencillo el poder integrar un shopping cart de forma fluida. También es interesante ver si el software es compatible con la forma de pago que has elegido, aunque la mayoría se ajusta a los más populares.

Hacer que tus visitantes se sientan seguros cuando operen en tu sitio Web y cuando tengan que dar información de tarjetas de crédito o información bancaria, puede llevar algo de trabajo y planificación por tu parte, pero merecerá enormemente la pena. No solamente la apariencia y el diseño profesional de tu sitio Web causarán un gran impacto a tus clientes, sino todas las funciones de seguridad que integres en dicho sitio Web. Muchas personas que realizan compras online, ya tiene conocimiento de lo que deben buscar en un sitio Web antes de dar información personal y financiera.

Por ejemplo, saben que tiene que mirar en la parte inferior de la pantalla para ver el símbolo del candado para asegurarse de que su información está siendo transmitida a un servidor seguro. También saben que cuantos más nombres de sitios seguros que respalden y se vean en tu sitio Web, mucho mejor. Veamos algunas cosas que se pueden hacer para ganarnos la confianza de los visitantes que llegan a nuestro dominio Web.

Certificados de seguridad digitales

Los compradores usualmente buscan si hay una tercera parte de confianza que aprueba tu sitio Web y tus métodos. Compañías como VeriSign pueden proveer a tu sitio Web con un certificado de seguridad digital que asegura que eres quién dices ser. Esto ayuda a tus visitantes tener la confianza de convertirse en compradores frecuentemente hará una gran diferencia en la percepción de tu credibilidad. VeriSign también ofrece un programa llamado Web Trust, que provee de un sello para ser mostrado en nuestro sitio Web si tu Web es adecuada donde se incluye una evaluación del negocio, prácticas de transacciones y también información al consumidor. Según VeriSign, más del 75 por ciento de los usuarios tienen una buena impresión del sello de Web Trust, y que la casi la mitad de ellos les harían realizar una operación de compra online.

Otra organización dedicada a este tipo de seguridad es Trust-e. Esta organización tiene políticas para el uso de información personal, como también protección a consumidores. Dentro de la propia compañía, hay varios programas que se pueden adaptar a nuestras necesidades dependiendo de las que sean. Estas terceras compañías controlan el uso de sus logotipos gracias a varios enlaces integrados.

Encriptación y servidores seguros

Usando SSL (Secure Socket Layer), el cual es un protocolo de encriptación, con un certificado digital, provee de protección para datos confidenciales durante una transmisión a un servidor seguro. Esta encriptación requiere dos claves. Una es una clave pública, la cual se usa para codificar los datos a través del navegador del usuario, y la otra es una clave privada la cual decodifica los datos y solo la tiene una persona (o aquellos que están autorizados). Si usas un proveedor certificados digitales (como VeriSign), el que tiene la clave privada se valida como el poseedor legítimo y puede usar los datos según quiera.

En este tipo de sistema, cada parte tiene acceso solo a la información que necesita. Esta compañía de seguridad (en este caso VeriSign) asegura al comprador por medio de certificados digitales, que la Web es totalmente fiable y realmente es quién asegura ser, y el visitante puede comprar sabiendo que no están siendo engañados.

Políticas de privacidad

Debes tener en tu Web unas políticas de privacidad y unas reglas de uso en tu sitio Web. Estas políticas determinarán como usarás la información personal de las órdenes de productos y otra información que obtengas de tus visitantes. Este paso es importante y no debería tomarse a la ligera. Cuando escribas estas políticas de privacidad, asegúrate de que las sigues al pie de la letra. No hacerlo te puede acarrear problemas. Para hacerte una idea de cómo son unas políticas de seguridad, puedes visitar algunos buenos sitios comerciales y ver como han hecho las suyas. Esto nos puede dar una buena referencia.

Pon un enlace a la página de políticas de privacidad en un sitio visible en la página principal y la página para hacer los pedidos de productos. Escríbelo de una forma clara y sencilla de entender y pon de forma transparente como se usará la información compartida. Es recomendado dar al consumidor la opción de NO compartir la información, si dicha información se va a compartir con otras personas. Si la vas a tener que compartir